SOL STEREO SANTANA 96.6 FM
  LA RELIGION
 
 
 
ACTUALIDAD | NOTAS LOCALES | EVENTOS | SOL STEREO | UBICANOS | LIBRO SANTANA | PROGRAMACION | FORO | ENCUESTA | CONTACTOS | VISITANTES




CAPITULO   V

 

5.-       La Misión de los Curas Doctrineros.

 

La religión ha sido el alimento del alma desde comienzos de la  raza humana y ha aportado cambios substanciales en todas las transformaciones sociales de los grupos humanos.        

 

Desde el surgimiento del hombre aborigen y los subsecuentes grupos civilizados, siempre hemos invocado la sana protección del ser superior, para poder llegar a recibir los dones espirituales; acción que se ha realizado de diferentes maneras, según los  ancestros y enseñanzas y los favores recibidos por las figuras  religiosas en favor de las penas del alma.

 

Después de la llegada de los conquistadores a la región del Río Suárez, aparecieron en el ámbito las comunidades de Santo Domingo de Guzmán o Dominicos, al mando de Fray Pedro Durán, que recorrieron toda la Provincia, llevando el mensaje cristiano para apartar a los indígenas de sus rituales ancestrales.  

 

Esta fue la primera misión encargada a los Frailes durante el proceso de conquista, acción que facilitó la rápida sumisión de los indígenas a costa de los Iberos, quienes  amparados en la arraigada ideología cristiana, explotaron   inmisericordemente al nuevo vasallo, bajo las advocaciones de los más crueles castigos divinos para el que no obedecieran a su encomendero.

 

Estos curas doctrineros aportaron un esencial orden moral y codificaron las normas básicas de las relaciones interpersonales  de sus moradores, pues representaban toda la parte intelectual, moral y más aún, la letrada de la conquista, convirtiéndose en el eje de la transculturización del indígena Americano, el cual convertido a la Fe Cristiana y a la lengua Española, comenzó a perder su propia identidad amerindia y fue reducido a simple vasallo de la corona Española.

 

Los curas aplicaron con férrea disciplina los preceptos cristianos y a algunos se les confirió la orden de levantar pueblos doctrineros, que a la postre se transformaron en las parroquias, gracias a la conversión indígena y al auge socio - económico de sus moradores; otros pueblos desaparecieron con el paso del tiempo por la falta de tributarios o por que fueron anexados a  otros con más visión de progreso.

 

Algunos curas se ensañaron con los nativos y corrompidos por su alta avaricia, decidieron también disfrutar del pillaje español y para ello obligaron al indígena a entregar todas sus pertenencias en oro y piedras preciosas, las cuales fueron a parar en las arcas de estos míseros curas, como premio a su malsana y disfrazada labor cristiana.

 

Afortunadamente esta labor, para bien de la comunidad indígena, no fue generalizada, ya que algunos observaban una vida tan humilde, que los nativos quedaban estupefactos al verlos.

 

” los conquistadores pasaban trabajos y fatigas por alzarse hasta la honra y la grandeza, mientras los famélicos frailes luchaban por humillarse; los indígenas se mostraban maravillados del austero comportamiento de estos y decían : andan tan pobres y descalzos como nosotros y se sientan al igual que nosotros para hablar mansamente “.

 

Esta austeridad cautivó al indígena que no podía resistirse a la llegada del fraile ; quien sin lugar a dudas fue el arma más eficaz para combatir su recelo, mientras aprendían su lengua; tiempo después y por muchos años más, la mayoría de los doctrineros celebraban la misa en castellano y en lengua chibcha.

 

El haber aprendido la lengua chibcha, les facilitó entrar en el intrincado mundo indígena, en su corazón y en su alma, con  ello la  doctrina católica se afianzó en todo el Reino de Granada.

 

Después del cura doctrinero, vinieron otros frailes de diferentes comunidades; austeros personajes que tomaron la educación en sus manos y fundaron importantes conventos, escuelas y universidades.  

 

Durante el siglo XVII se estableció en el sitio, hoy, "  LA CHAPA "  Vereda de San Pedro, una pequeña misión, donde los muchachos hijodalgos españoles del sector, aprendieron las letras y ciencias propias de la época.

 

Esta comunidad estaba regentada por padres de la Compañía de Jesús y varios de sus miembros sentaron las bases para el cumplimiento de los preceptos cristianos y las leyes de indias.  

 

Podemos citar entre otros a los Maestros Letrados Bernabe Sánchez, Silvestre de Velasco Martínez de Virgol, quienes dirigieron el convento desde 1693 a 1710.

 

De los benefactores temporales de la comunidad Santanera, aparecen según el archivo parroquial, los nombres de Don Fernando e Isabel de Saavedra, los cuales hacia 1696, tenían a su cuidado y peculio, el mantenimiento de la casa de auspicio, donde eran atendidos gran cantidad de personas de mísera condición.

 

También encontramos a Doña Jacinta de Agudelo Martel, la cual hacia el año de 1724, fundó una austera capellanía denominada “ Nuestra Señora Santa Rosa de Sancote “, la cual tenía 70 pasos de frente por 100 de largo, donde se ofrecían servicios religiosos.

 

En esta estancia se prestaban los servicios de enfermería durante el azote de la lepra, la peste, la viruela y el bastardillo, principales enfermedades que azotaron y asolaron la región en varias ocasiones causando la muerte a miles de moradores del sector.

 

Santa Ana de Vélez también se inundó de curas doctrineros  durante muchos años, pues por su territorio deambulaban innumerables frailes de diferentes comunidades a la caza de almas caritativas, a mediados del siglo XVII, lo anterior como producto del incremento del núcleo Español en su zona urbana.  

 

Anteriormente a esta gran avalancha cristiana, durante el período de auge en la Encomienda de Chimaná, bajo la administración del Capitán Don Benito Franco, se establecieron las doctrinas de Pare, Oiba, Suayta y Chitaraque por el año de l620, mientras un séquito auxiliar de frailes seguía recorriendo la región en busca de   nuevos feligreses para incrementar su influjo cristiano.

 

 

5.1.-     Primeros Años de Vida Religiosa.

 

Con la llegada del primer cura oficial el Maestro Letrado Sr. Dr. Don Juan Antonio de Rivera y la consiguiente exaltación a la categoría de Parroquia Eclesiástica , Santa Ana de Vélez se convierte en la principal vicaria del sector y se regularizan los  servicios  religiosos, que antes solo se ofrecían el miércoles y el sábado por ser los días de mercado.

 

Con el asentamiento oficial del acta de inicio de labores religiosas en la parroquia eclesiástica, la cual aún se conserva en el archivo parroquial, también se oficializan las otras tres vice - parroquias que funcionaban en Santa  Ana a finales del siglo XVII y que posteriormente fueron relegadas a simples oratorios, sin cura ni servicios, ni actividad constante; centros que fueron administrados por los Padres Agustinos Descalzos y dependían del curato central.

 

Las  vice - parroquias  se  encargaron  durante muchos años de la educación de los indígenas y de los esclavos dentro de  la  filosofía cristiana y el idioma español.



Vice parroquias de Santa Ana

 

a.-       Vice - parroquia de Santa Bárbara, ubicada en la hacienda del Capitán Don Alvaro Chacón de Luna Arroio, padre del ilustre Alférez Real de la Ciudad de Vélez, nombrado por  Germán Arciniegas en su libro " Los Comuneros ",  gran defensor del débil campesino e inspirador de la primera  revuelta  en contra del rudo régimen español hacia l730.

 

b.-       Vice - parroquia de San Juan de la Trinidad, de propiedad del Maestro Letrado Sr. Dr. Don Joseph de Angulo, descendiente de los primeros colonizadores del sector.

 

c.-      Vice - parroquia de la Señora Santa Rosa de Sáncote, cuyo dueño era el Theniente General Don Joseph Lázaro Camacho y Gorráes, que fuera Alcalde Provincia de primer voto y también Gobernador General de la Provincia de Vélez en l730.

 

También dentro del territorio de Santa Ana funcionaron tres cofradías menores, las cuales desaparecieron hacia el año de l760 al carecer de tributarios, por haber sido trasladados hacia el naciente Resguardo de Indios ubicado en el poblado cercano de Chitaraque, es de anotar que estas pequeñas capillas funcionaron en lo que hoy se conoce como las veredas de San Pedro, San Isidro y  la  parte alta de San Emigdio.

 

 

5.2.     ACTOS PARROQUIALES.

 

Según documento de la Curia de Tunja que data del año de l777, y el cual dice a la letra : “ La iglesia de la Parroquia de la Señora Santa Ana de Vélez y Pueblo de Chitaraque es muy ordinaria, con muy ordinario ornato, pero de temperamento cálido y sano... Produce con abundancia los frutos de la caña, de que hacen muchos dulces, como en todo Vélez, también la yuca, plátano, maíz, algodón bruto de buena presentación y calidad...

 

Su administración algo trabajosa por los muchos lodazales en invierno y polvareda en verano, rentará a su párroco anualmente $l.500.oo, donde se incluye el pago para el teniente del cura, que es  el de $200.oo,  anuales; pues sus vecinos pagan 9 reales cada uno por vecindario al  año... “.   Por ello fue catalogada en segundo lugar en la escala eclesiástica, lugar de importancia preeminente en aquella época.

 

Los Nombramientos de curas probos para esta parroquia se desarrollaban así:

 

El Virrey Manuel Antonio Florez y el Arzobispo de Santa Fe Sr. Dr. Don Agustín de Alvarado y Castillo, han designado por los siguientes documentos, cura propio para la Parroquia de Santa Ana y Pueblo de Chitaraque. Disponiendo el Virrey lo siguiente:  “ Por tanto en nombre del Rey nuestro señor y usando de las regalías del real patronato que en mí residen presento y nombro al Dr. Don Narciso Franco para cura propio de la citada parroquia y pueblo de Chitaraque, para que en vista de este despacho se le dé por el citado Yllimo. Arzobispo, la colocación y canóniga institución del referido curato, en consideración a haber justificado no ser deudor de cosa alguna a la Real Hacienda por el ramo de cruzada y restando solo el requisito de satisfacer o afianzar la mesada eclesiástica de las Reales Cajas Matrices de esta ciudad, evacuando  este que se le tendrá por tal cura de la mencionada  Parroquia y pueblo de  Chitaraque y, en su virtud le obtendrá gozando los derechos y emolumentos que legítimamente  le corresponden, como a imitación de sus antecesores; guardándole y haciéndole guardar todas las honras, gracias y preeminencias que le tocan y le pertenecen como a tal cura, bien y  cumplidamente sin que se le falte cosa alguna.  Para todo lo cual mande librar el presente firmado de mi mano, sellado con el sello de mis armas y refrendado por el secretario de Cámara y del  Virreinato por S. M., en Santa Fe a 30 de Mayo de l777. Firmado Manuel Antonio Flórez, Francisco Yturrate..."

 

Nota de remisión .

"...y mandamos al corregidor de aquel partido, Jueces y demás justicias de él, a sus vecinos españoles, estantes y habitantes, como también a los Caciques, gobernadores, tenientes y demás indios de la dicha Parroquia y Pueblo de Chitaraque, y hayan y reciban y tengan al nominado Dr. Don Narciso Franco, por tan cura propio de ella y le guarden y se le hagan todas las buenas honras, gracias  y mercedes, franquezas e inmunidades que debe haber y le deben ser guardadas, todo bien y cumplidamente sin que le falte cosa alguna, en virtud de santa obediencia y pena de excomunión mayor a los capaces de ella y a los que no fueren de que serán castigados conforme al derecho.   En cuyo testimonio expedimos el presente firmado por nuestra mano, otorgado con  el sello de nuestras armas, refrendado por nuestro infrascrito secretario de cámara en nuestro palacio arzobispal de la ciudad de Santa Fe a 2 de Junio de l777, Agustín. Arzobispo de Santa Fe.

 

Según la forma asociativa de gobierno y con la agrupación de los indígenas en los resguardos, textualmente se cita a Santa Ana como Parroquia del Pueblo de Chitaraque, por cuanto la preeminencia del estado le había otorgado a los pueblos  anteriores a la conquista, la fuerza y la base jurídica para autogobernarse, ejercicio que cumplían los Alcaldes y el cabildo  municipal, bajo  la tutela de el encomendero o el corregidor.  

 

Ciñiéndonos a los añejos textos del conservado archivo parroquial podríamos determinar que la Parroquia de Nuestra Señora Santa Ana de Vélez, estaba asociada o pertenecía territorialmente a el pueblo de Chitaraque, por cuanto su asentamiento urbano se encontraba dentro de la jurisdicción territorial de este, más el gobierno y tutela eclesiástica de la zona emanaba de la Parroquia y su acción administrativa se generaba desde Santa Ana, por cuanto en este vecindario residía el núcleo español más influyente de la zona.

 

A su vez la inicial doctrina ( l621 ) y vice - parroquia de Chitaraque, era administrada por el Teniente de Cura, especie de sacristán mayor, cargo que era ejercido por un fraile con plenos poderes para oficiar los ritos cristianos, más este era dependiente y subordinado del curato oficial de la parroquia de Santa Ana, que por aquel entonces conformaba la vicaria más importante del sector, hasta que el 26 de Enero de l790 por orden del  Gobernador Arzobispal Don Miguel Joseph Mazusteguí, Chitaraque fue elevado a la categoría de parroquia.

 

5.3.-    PRIMEROS BAUTISMOS

 

Los primeros oficios religiosos fueron concedidos a esclavos que  trabajaban en algunas de las establecidas haciendas de españoles, las que eran regentadas con mano de hierro por los ibéricos.  Según los manuscritos de bautismos de la parroquia, los primeros  fueron concedidos a infantes hijos de esclavos, a los cuales se les impusieron los nombres de Andréa, Faustino y Florentina, cuyas citas dicen textualmente:

 

Faustino        a 2 de Febrero de 93 años, bautice

Esclavo          de baxo condición y puse, los santos

olios a Faustino.    

Fueron sus padrinos, Andrés Crespo

y Juana.                    Maestro  Rivera.               


Andréa          a 2 de Febrero de 93 años, puse

Esclava         los santos olios y bautice de baxo

condición a Andréa esclava.

Fue Padrino Andrés Crespo.

Edad 2 meses.    Maestro Rivera.


Florentina     a 2 de Febrero de 93 años, puse, 

Esclava         los santos olios y bautice de baxo

condición a Florentina esclava

                    Fue padrino Marcos de Angulo.

Edad 6 meses.        Maestro Rivera.


Juana María a 22 días de noviembre de (16) 98 años

( India )         puse los antos olios y bautice de baxo

condición a Juana María, hija de Ventura

Indio y María Bernarda Mulata.

Fue padrino Don Luis Cacique Real del Pueblo de Yuca ( hoy Sutamarchán ),

 

Como podemos constatar, estos bautismos se realizaron en varios infantes negros nacidos también esclavos, que al crecer suplían a sus padres en todas las faenas propias de las haciendas, los cuales fueron traídos del Africa como solución a los pesados trabajos agrícolas por ser de contextura muscular muy  fuerte y recia, además por su infatigable resistencia a las más duras y extenuantes labores. 

 

Algunos recibían el favor de sus amos, que los utilizaban en las diferentes labores domésticas, más suaves y dignas, mientras los otros por lo general, aquí en la  región, se dedicaban a la siembra y recolección del blanco algodón, el tabaco y la extracción de los jugos de la caña, para producir azúcar y mieles; los primeros productos para comercializar con el Socorro y San Gil donde existían los obrajes o fábricas dedicadas a la carda o elaboración de telas y alpargatas; los segundos, las mieles y los azucares, eran transportados hasta Zipaquirá o Nemocón, donde se producía la Sal.

 

Todos estos productos se intercambiaban recíprocamente, pues eran de valiosa y clara utilidad regional, por cuanto complementaban la dieta alimenticia de cada uno de sus habitantes.

 

Por aquel entonces se construyeron algunas vice - parroquias con cura estable, los cuales recibían de los hacendados todo el apoyo y generosidad económica por servir como capellanes; establecidas todas estas misiones impartieron la doctrina cristiana a los ya exiguos indígenas, extinguidos por la bárbara crueldad del español y a los muchos esclavos del sector.   

 

Además se convirtieron en los tutores de los jóvenes hijozdalgos españoles, a quienes instruían bajo las hormas del cristianismo y les aportaban conocimientos de ética, cívica, sociales, teología, astronomía, geometría, Biología ..., como contra-prestación de los cuantiosos beneficios otorgados por los ricos hacendados de la parroquia.

 

Así como a los hijos de los esclavos se les hacia mención de su condición social, los hijos de los españoles tenían también la preeminencia del rango de sus padres al momento del bautismo, como se aprecia  en  la siguiente partida, correspondiente a una de las familias más importantes de Santa Ana por aquella época :

Otro:

 

" En la viceparroquia de la Señora Santa Rosa de Sáncote a 25 de Diciembre de l744, con licencia mía, el  Maestro Don Francisco de Villalba, puso los santos olíos y chrisma, y dió bendiciones a una niña a quien en caso de necesidad bautizó el Dr. Don Juan  Bautista Echevarría, cura y vicario de la Parroquia de Suaita, quien le puso por nombre María Manuela, hija legitima del Theniente General Sr. Don Joseph Lázaro Camacho ( y Gorráes ) y  Doña Francisca Margarita del Ferro ( y Soto-ramírez ), tenía de edad seis meses, fueron sus padrinos el Dr. Don Juan Bautista Echevarría, el sacristán de Cámara Don Pedro Thomás Flórez Zolarte y los Testigos el Capitán Don Fernando del Ferro ( y Soto-Ramírez ) y el Capitán Don Juan del Ferro, por que conste y lo firme.  Dr  Don Joseph Méndez Córtes..."



5.4.-    PRIMEROS MATRIMONIOS        

 

Para el 3 de Mayo de l693, el Maestro Letrado Sr. Dr. Don Juan Antonio de Rivera, realizó los primeros matrimonios de la época, según las normas eclesiásticas vigentes, siendo estos los siguientes :

En tres del mes de mayo de 1693, casé y velé a Marcos esclavo del maestro Bartholemé de Angulo, y a María Durán, Libre, fueron padrinos Salvador Fernández y Lucia de Contreras, y por que conste y lo firme en dicho día y mes. Maestro Rivera. “

“ En tres del mes de mayo de 1693 años, casé y velé a Diego de Alvarez y a Gertridis de Abras, fueron sus padrinos Don Santos del Prado y Bernarda de Rodríguez, y por que conste y lo firme en dicho día y mes.  Maestro Rivera.

“ En tres del mes de mayo de 1693 años, casé y velé a Diego de Alvarez y a Gertridis de Abras, fueron sus padrinos Don Santos del Prado y Bernarda de Rodríguez, y por que conste y lo firme en dicho día y mes.  Maestro Rivera.

" En tres de Mayo de l693 años, casé y velé a Albino Noguera y a Pascuala de la Roca Naranjo, fueron sus padrinos Don Pablo  de Angulo y el Capitán Don Diego Hernández Franco, por que  conste y lo firmé. Maestro Rivera..."


 

Estos matrimonios fueron celebrados en la iglesia parroquial  presididos por  el  cura oficial y su teniente de cura o sacristán mayor, el señor Andrés Crespo otros servidores del Maestro Rivera, fueron los frailes Juan de Angulo y Marcos Matheus los cuales lo acompañaron hasta el final de su ministerio.

Ese mismo 3 de mayo de l693, también se celebraron los rígidos esponsales de algunos hijozdalgos  españoles, los  cuales fueron realizados en la Capilla Privada del Capitán Don Juan Francisco Franco de Velasco, uno de los principales hacendados, ubicada en la antigua encomienda de Chimaná, la cual le fue heredada  por su abuelo el Capitán Benito Franco, que a su vez la había heredado de su padre Don Francisco Franco, el cual la recibió hacia el año de l580, cuando apenas tenía 20 años, en plena revolución de los indígenas Agatháes y Yarighuíes ubicados en Suaita, San Benito, Guepsa y Vélez.

 

Los esponsales en mención fueron presididos por los presbíteros Maestro Joseph Mauricio de Saavedra, que era el titular de la capilla y el Maestro Rivera cura oficial de la Parroquia, la partida correspondiente a este acto, es tal y como aparece aquí, tomada del archivo parroquial :

 

" En tres de Mayo de l693 años, casó y veló el Maestro    Presbítero Mauricio de Saavedra, con despacho particular que hubo y habido en la Viceparroquia del Capitán Juan (Francisco)  Franco de Velasco, a el (Capitán Mayor Sr. Don) Pablo Chacón (de Luna Arroio) y a Doña Josepha (María) Franco (de  Velasco), y a Don Joseph de Otero y Doña Elena (Josepha) Franco y  Urina.  Fueron sus padrinos Don Joseph de Saavedra y Doña  Sebastiana  y  Don Christoval de Luengas y Doña Josepha de Saavedra y para que conste , lo firmé el mismo día, mes y año. Maestro de Rivera..."

 

Otras partidas de matrimonio, son :

 

" En la Parroquia de Santa Ana, el 17 de febrero de l714, habiendo precedido las tres canónicas moniciones, por que no habiendo impedimento alguno, yo el Maestro Don Felix Santiago Gayón, cura de dicha parroquia y el  Pueblo de Chitaraque y Vicario y Juez Eclesiástico en dicho pueblo, el de Pare y Moniquirá, le extendí licencia al Dr. Don Juan Bautista Echevarría (Cura de Suaita) para que casara y velara por palabras de presente, según lo dispuesto por el Santo Concilio de Trento, Fueron testigos el Señor Alcalde Don Pedro Ximénez, Don Marcos de Tobar (Notario) y Don Juan Joseph de Pineda y para que conste y lo firmé, de que doy fe. Gayón..."

 

"  En la Parroquia de Santa Ana el l6 de Agosto de l740, habiendo precedido las  tres canónicas moniciones y no habiendo resultado impedimento alguno que sea canónico, yo el Dr. Don Joseph Méndez Cortes, Cura Doctrinero del Pueblo de Chitaraque y (Cura Oficial) de esta Parroquia, casé y velé, según la orden de la Santa  Madre Iglesia a Don Alvaro Chacón y a Margarita  del  Castillo, ambos de segundas nupcias, fueron sus padrinos el Comisario de la Caballería Real, Don Antonio de Múxica y Vergara y Doña Francisca Margarita del Ferro (y  Soto-ramírez), por que conste lo  firmé. Yo Méndez Cortes.

 

Don Alvaro Chacón de Luna Arroio del Ferro y Soto-ramírez, como era su nombre, pertenecía a la más rancia  estirpe española asentada en territorio Santanero, pero nacido en territorio americano en la otrora encomienda de Chimaná, fue durante muchos años Alférez Real de la Ciudad de Vélez y magnificado por Germán Arciniegas en su libro Los Comuneros,  pues en su época se convirtió y constituyó en epicentro del primer movimiento revolucionario en contra del español usurero, antesala de la Revolución de los Comuneros.

 

Debido a la preeminencia española y a lo generoso del trato y dádivas otorgadas a los presbíteros, se observa en  los archivos parroquiales, una marcada discriminación entre estos y los Indígenas, Negros y Mestizos, por cuanto al sentar las partidas, a los negros e indígenas se les acomodaba al margen de las correspondientes partidas, si eran esclavos o indios y a cual señor pertenecían, mientras a los mestizos solo se les colocaba el nombre tal y como era sin ninguna distinción.

 

En cambio a los españoles, sus nombres eran precedidos por los títulos de preeminencia :   Maestro Letrado, Señor, Doctor, Don, Capitán , Sargento Mayor, Teniente General, Gobernador o Alcalde... entre otros, para la correspondiente diferencia de su determinado ascendiente social y económico sobre el resto de la población.


5.5.-    HACENDADOS Y DUEÑOS DE ESCLAVOS

 

Si bien el español, no tuvo inconvenientes en fusionar su sangre con la del Indígena, como si lo tuvieron los angloparlantes en su bella Norteamérica; fue sin embargo rígido y muy celoso de su linaje, al creerse superior y exigir pleitesía del nuevo vasallo.  

 

Esta es la causa por la cual el sistema gubernamental fue  diferente para los nativos americanos y los iberos españoles.

 

A los indígenas, no bastaba repartirles tierras, Los  Alcaldes y Doctrineros debían enseñarles a trabajar con las nuevas técnicas Europeas, aunque el arisco nativo se mostraba despreocupado, ya que el valor de su trabajo iba seguro a parar a las alforjas del español, sin embargo  debían rozar, cavar y arar para las siembras de pancoger.

 

"...a los indios se les manda que se dediquen a criar gallinas y puercos y otras granjerías, con que puedan sostenerse y vivir descansadamente y se manda que los indios propietarios de las buenas tierras de labor continúen, gocen y posean como suyas propias, y las tierras baldías, cualesquiera de los otros indios de los otros pueblos y resguardos, las pueden ocupar, labrar y romper para que todo sea común para todos, dentro de los dichos resguardos, sin que ninguno de los otros indios las pueda  estorbar..."     (  Notaria Primera de Tunja. l697. )

 

Respecto a sus  costumbres, los dueños de haciendas, todos con el concurso directo de muchos curas doctrineros, obligaban a los indígenas a " Españolizarse ", quemando todos sus ídolos y fetiches, reduciéndolos a los baldíos resguardos, obligándolos a cortarse el cabello para ellos tan estimado y posteriormente se les prohibió el empleo del idioma chibcha.  

 

El monopolio comercial establecido con rigor por parte de la  corona, ciertamente retrasó al desarrollo económico de estas buenas tierras americanas.         

 

Cualquier actividad comercial del indígena era bien controlada por las autoridades del reino, conminándolas a una acelerada y marcada desaparición, pues no ofrecían al español los dividendos económicos acostumbrados.

 

En l746, uno de los indígenas más adinerados y con cierto ascendiente, Baltazar Camacho, pide permiso para construir un molino harinero en la Vega del Río Lenguaruco.    

 

La respuesta fue bien lacónica y simplona, " El señor Oidor en calidad de fiscal, declara no haber lugar por ahora a la construcción del molino de miel que se solicita..  ( Archivo Nal. Colonia T6 ).  No le convenía a España, que sus vasallos pudieran valerse por si mismos.

 

El  Español rico moraba aparte de los indígenas, agrupado en centros que denominaba ciudades, municipios, villas o haciendas con sus respectivos cabildos y en lo religioso adscritos a una parroquia, como el caso de Santa Ana, primera parroquia del sector, donde residía el núcleo español predominante.

A medida que iban llegando españoles a la Parroquia de Santa Ana y cumplían con los requisitos necesarios, se les asignaba un pedazo de tierra y una cuadra para edificar en el área urbana, dependiendo del status social y económico; lo primero a costa del  trabajo realizado por los varios nativos que le eran asignados y lo segundo bajo el costo del Encomendero o el alcalde de Blancos, los cuales cobraban un porcentaje económico por la casa construida.

 

Algunos de estos señores contaban con grandes extensiones de terreno y eran dueños de esclavos y servidumbre, según el archivo parroquial, algunos de estos señores son los siguientes, anotados con sus correspondientes títulos de señorío, rangos militares y de alcurnia; respetando su original escritura tomada del archivo parroquial y que seguro son la base de la actual progenie del municipio de Santa Ana - Boyacá, pues muchos de los apellidos registrados, aún tienen un fuerte ascendiente dentro de nuestra comunidad.

Listado de Hacendados y Dueños de Esclavos de la Parroquia  de  Nuestra  Señora Santa  Ana  de Vélez.

 

Año   1692  a  1710.

 

1.-      Capitán Mayor.

Don Diego Hernández de Franco.

2.-      Don Santos del Prado y Playa.

3.-      Don Baltazar López de Jaureguí.

4.-      Maestro Letrado.

Don Rodrigo de Sepulveda y Malverde.

5.-      Doña Rosa Francisca de los Angeles Muñoz

6.-      Doña Chatarina Otero de Castro.

7.-      Notario Principal.

Sr. Don Marcos de Tobar.

8.-       Doña Josepha de Loaiza.

9.-       Don Juan de Ulloa.

10-      Doña Micáela de Hernández.

11-      Doña Margarita de Ulloa y Olarte.

12-      Don Francisco de Olave y Sánz.

13-      Doña Irenia del Río y Ferro.

14-      Capitán Mayor de La Caballería Real.

 Sr. Don Pablo Chacón de Luna Arroio.

15-      Doña  Josepha María Franco de Velasco.

16-      Sr. Dr. Don   Sebastián Carlos Prettel.

17-      Maestro Doctor.

 Don Gabriel de Vellorado.

18-      Capitán Subdelegado.

 Don Bartholomé de Angulo.

19-      Maestro Doctor.

 Don Marcos de Bargas.

20-      Sr. Don Juan de Abaúnza.

21-      Doña Francisca de Loaiza.

22-      Doña Anna Ximénez.

23-      Don Pablo López Maldonado.

24-      Doña Juana Niño de Alvarado.

25-      Sr. Dr.Don Alvaro Chacón de Luna Arroio.

26-      Don Juan Francisco de Velasco.

27-      Doña  María Margarita Francisca Chacón de

 Luna Arroio y Soto-ramírez.

28-      Don Francisco de Atúesta.

29-      Doña Juana Chacón de Luna Arroio.

30-      Don Silvestre de Bustamante y Solaré.

31-      Don Fernando Benites de la Rosa.

32-      Doña Petronila de Puerta.

33-      Don Carlos Chacón de Luna Arroio.

34-      Doña Micáela Luengas Palacios.

35-      Doña Jacinta de Saabedra.

36-      Don Pedro Pinzón y Ugarte.

37-      Doña  Gerónima María Serrano de Ulloa.

38-      Capitán Mayor.

 Sr. Don Joseph de Benavides y Saabedra.

 

Años de 1710  a  1720.

 

39-      Capitán

 Sr. Don Fernando Franxisco del Gixo

40.-     Don Salvador Prieto de Tobar.

41-      Don Francisco Xavier de Herrera.

42.-     Sra. Doña Francisca Amado.

43-      Capitán Primero.

 Sr. Don Juan del Ferro y Arroio.

44-      Doña Paula Fhelissa Chacón de Luna.

45-      Doña Francisca del Ferro y Arroio.

46-      Maestro Letrado Doctor.

 Don Pedro de Saavedra Mauricio.

47-      Doña Elena Josepha Franco y Urina.

48-      Capitán Primero

 Sr. Don Andrés Chacón de Luna Arroio.

49-      Don Joseph del Ferro y Jurado.

50-      Sr. Don Fernando del Ferro y Jurado.

51-      Don Juan de Villamil y Ortega.

52-      Doña Filómena de Villamil  y Ortega

53-      Capitán Mayor

            Alcalde Ordinario de la ciudad de Vélez

            y los demás de su jurisdicción.

     Don Miguel de Orduña y Suárez

54-      Don Thomás de la Coloma

55-      Doña Juana de Guzmán

56-      Don Miguel Saénz de Orduña y Parrado

57-      Doña  Bernarda María de Sanz y Orduña

58-      Don Andrés de la Peñuzca

59-      Don Juan Joseph de Ulloa

60-        Mayor de la Caballería

Sr. Don Gregorio López

61-        Abogado General

          Sr. Dr. Don   Juan de Morigo

62-     Maestro General.

Don Bernabé de Sánchez.

63-     Capitán Subdelegado.

Don Fernando de Herrera.

64-     Capitán Primero.

Sr. Don Juan de Bargas.

66-      Doña Micáela Fernández de Luéngas.

67-      Don Salvador de Thorres.

68-      Doña Francisca de Olarte Rosa y Sánz.

69-      Don Bernabé de Ulloa.

70-      Doña Phellipha de Obando.

71-      Don Francisco Juan de Obando.

72-      Don Joseph Jaureguí y Otero.

73-      Doña Simona Villamil y Otero.

74-      Don Juan de Velandia.

75-      Doña Juana de Moreno y Otero.

76-      Don Francisco Martín Casas de Herrera.

77-      Don Gerónimo de Villamil y Casadiego.

78-      Doña Isabel Loáiza y Almario Barajas.

79-      Doña Francisca del Ferro y Jurado.

80-      Doña Margarita del Ferro y Ulloa.

81-      Don Gerónimo de Atúesta.

82-      Don Diego Chacón de Luna y Río.

83-      Capitán Mayor.

 Don Diego de Osorio.

84-      Capitán Mayor.

 Don Santiago Cabrejo.

85-      Doña Josepha Franco de Velasco y Otero.

86-         Dr. Don Pedro de las Flórez y Paredes.

87-        Capitán General.

Alcalde Provincial.

Alcalde Primer Voto de Santa Anna de Vélez.

Sr. Don Juan Manuel de Herrera.

88-     Don Martín Alonso de Vellorado.

89-     Sr. Dr. Don Silvestre de Velasco Martínez de Virgol. 

90-     Sargento Mayor.

Sr. Don Antonio de Herrera y Sotomaior.

91-     Doña Chatarina Josepha de Herrera.

92-      Don Pedro López Maldonado.

93-      Doña Juana Niño y Sánz.

94-      Doña María Eugenia Hernández.

95-      Don Francisco Díaz de Cavesala y Rosas.

96-      Maestro Letrado.

 Dr. Don Joseph de Angulo.

97-      Capitán Mayor.

 Sr. Don Juan Nieto Chacón.

98-      Capitán Primero.

 Sr. Don Joseph Jurado de Pedraxa.

99-      Maestro General.

 Don Antonio de Santamaría.

100-    Don Matheo de Luéngas Palacios.

101-    Don Francisco de Atúesta y Pardo.

102     Don Antonio de Orduña y Suárez.

103     Don Joseph Hidalgo y Valverde.

104     Don Juan Manuel de Abaúnza.

105     Doña María Isabel de Abaúnza.

106     Don Pablo de Ulloa.

107     Don Pedro Pinzón y Río.

108     Doña Margarita de Ulloa y Sánz.

109     Doña Juana Josepha de Moiano.

110     Capitán General.

 Sr. Don Thomás de Tobar.

 

Años de l720  a  l730.

 

111     Maestro de Campo.

 Sr. Don Bartholemé de Angulo.

112     Doña Juana Zúñiga y Ovalle.

113     Doña Polonia de la Parra y Sánz.

114     Doña María de la Parra y Arroio.

115     Doña María de Otálvora y Río.

116     Don Pablo de Casas.

117     Don Ignacio de Cárdenas.

118     Doña Francisca de Franco y Nieto.

119     Don Joseph de Camacho.

120     Don Gabriel Pinzón del Ferro.

121     Sr. Dr. Don Joseph Valero de Tobar.

122     Don Ignacio de Guzmán.

123     Doña Catharina de Castro y Ulloa.

124     Don Santiago de Ulloa.

125     Don Antonio de Ovalle.

126     Doña Melchora de Luengas.

127     Don Mathías Alvarez.

128     Maestro Letrado de Campo.

 Don Francisco de Usechí.

128     Dr. Don Carlos Galeano.

130     Sr. Dr. Don Francisco Cavasa y Toro.

131     Sr. Dr. Don Ignacio Díez de Bandurraga.

132     Sargento Mayor.

 Sr. Dr. Don   Joseph de Abaúnza.

133     Alférez Real

 Sr. Dr. Don   Bisente Páramo.

134     Maestro de Campo.

 Sr. Don Thomás Flórez.

135     Maestro General.

 Sr. Don Pedro de Saavedra.

136     Sr. Don Francisco de Aria el Mozo.

137     Sr. Don Joseph Sarache del Valle.

138     Don Francisco Cornels del Valle

139     Theniente General.

           Gobernador Provincial.

           Alcalde Ordinario de Santa Ana de Vélez.

 Sr. Don Joseph Lázaro Camacho y Gorráes.

140     Cacique Real

 Don  Juan Del Río.


Años de l730  a  l740.

 

141     Don Juan Francisco Gómez de Obando y Rivera.

142     Maestro Letrado de Campo.

Don Francisco Diego de Bargas.

143     Doña Isabel Méndez Cortes.

144     Don Silvestre de Candía.

145     Capitán General

 Don Juan Camacho.

146     Doña Isabel de la Riba Fíguero y Camino.

147     Doña Lorenza Aria Méndez Cortes.

148     Don Julio Joseph de Abaúnza.

149     Doña María Gracia de Riveros.

150     Don Francisco Ambrosio Pinzón y Río.

151     Doña María Marían del Ferro y Pinzón.

152     Doña Isabel María Jurado y Barajas.

153     Doña Petronila Rosa Nieto Chacón.

154     Don Francisco Alberto Martínez.

155     M.R.P. Maestro Letrado General.

 Sr. Dr. Don Simón Pedro de Luque Mauzteguí.

156     Sr. Dr. Don Diego Chacón de Luna y Sánz.

157     Maestro Subdelegado de Campo.

Don     Juan Antonio Nieto Chacón.

158     Capitán Primero.

Don Miguel Méndez Cortes.

159     Capitán Mayor.

Don Bicente Banegas y Cifuentes.

160     Doña María Thereza del Ferro y Chacón.

161     Doña Ursula Díaz Caveza de Vaca

162     Capitán Intendencial.

Don Joseph Jaureguí y Otero.

163     Don Joseph de la Riba Aguero y Camino.

164     Comisario Real y Capitán General.

Sr. Don Antonio Múxica y Versara.

165     Dr. Don Justiniano Fernando Prieto Tobar.

166     Maestro de Campo.

Sr. Don Domingo Nabarro.

167     Theniente General.

          Gobernador General de la Provincia.

          Alcalde de Santa Ana.

Sr. Don Miguel Antonio Lázaro Camacho de

                                                    Gorráes y Sotomaior.

168     Maestro General de Campo.

Sr. Dr. Don   Raymundo Forero de Chaves

169     Don     Benito Franco de Velasco.

170     Capitán

          Don Juan de Silva y Velasco

171     Secretario de la Cámara

           Sr. Dr. Don Pedro Tomás Florez Zolarte

172     Doña  Juana Josepha María Ritique y Olarte

 

Años DE 1740 A 1750

 

173     Sr. Dr. Don   Juan de la Riba Agüero y Camino

174     Maestro Letrado

           Sr. Dr. Don   Juan Joseph de la Cruz y Pereira

175     Capitán Primero.

Don Fernando del Ferro y Pedraxa.

176     Capitán Intendencial.

          Gobernador General de la Provincia de Vélez.

Sr. Don Joseph Jurado de Pedraxa y Gorráes

177     Doña Francisca Margarita del Ferro y Soto-ramírez.

178     Dr. Don Pedro Joseph Celada.

179     Don Francisco Xavier de Herrera.

180     Doña Juana María Thereza de Herrera

181     Doña María Gracia de Rivera y Soto-ramírez

182     Don Pedro Joseph Díz Caveza de Vaca.

183     Doña María Hernández Franco

184     Don Pedro Chacón de Luna y Sótelo.

185     Don Bernardo Ximénez y Prado.

186     Doña Clara Nieto Chacón y Arroio.

187     Dr. Don Juan Antonio de Abaúnza.

188     Doña Ignacia Jurado y Chacón.

189     Doña Micáela del Ferro y Jurado

190     Don Francisco de Atúesta y Luengas.

191     Dr. Don Domingo Salamanca y Nabarro.

192     Doña María Rosa Xaureguí.

193     Don Luy de la Nus.

194     Notario Oficial.

 Don Manuel Ximénez.

195     Doña Ursula María Días Caveza de Vaca.

196     Dr. Don Joseph Gabino Jurado de Pedraxa.  

      


Años  de  1750  a  1760.

 

197     Capitán de Caballería.

Sr. Don Joseph Méndez Cortes.

198     Don Roque del Río y Vírguez.

199     Doña María Theresa de Aria.

200     Don Joseph Miguel de Arandía.

201     Don Julio García y Chacón.

202     Dr. Don Joseph del Basto.

203     Don Joseph de Céspedes.

204     Doña María de Campos y Río.

205     Doña Ignacia Thellez del Ferro.

206     Dr. Don Miguel Eleuterio Camacho.

207     Don Juan Joseph Thello.

208     Don Juan Joseph Riveros.

209     Doña Juana Margarita de Thello.

210     Notario Principal Provincial.

 Don Bicente Peres

211     Don Antonio de Sarache.

212     Doña María Luisa Thello y Río.

213     Don Manuel Pabón y Ortíz.

214     Dr. Don Phellipe Thello y Río.

215     Doña Josepha de Ayala.

216     Dr. Don Policarpo Camacho.

217     Dr. Don Bicente Pinzón.

218     Doña María Matilde Thello y Zárache.   

219     Doña Juana Jacinta Thello.

220     Doña María Margarita del Ferro y Chacón.

221     Don Antonio del Ferro y Pinzón.

222     Don Xavier de los Reyes.

223     Dr. Don Miguel Antonio Cadena y Thello.

224     Capitán Intendencial.

 Sr. Don Fernando del Ferro y Soto-ramírez.

225     Capitán General de Caballería.

 Sr. Don Joseph Camachos Sabidos.

 

Años de 1760  a  1770.

 

226     Don Ignacio del Ferro y Jurado.

227     Don Juan Domingo de Echeverría

228     Don Miguel Franco y Chacón.

229     Doña Fhellissa Franco y Río.

230     Don Juan Manuel de Bustamante.

231     Don Bernardo Thello y García.

232     Doña María Teresa Josefa Tello y García.

233     Don Juan Agustín Cúrrea.

234     Don Juan Joseph Cayetano Thello y Río.

235     Capitán Subdelegado.

 Don Juan Francisco del Ferro y Chacón.

236     Doña María Micáela del Ferro y Chacón.

237     Dr. Don Bicente Salazar.

238     Notario Principal de la Parroquia.

Alcalde Ordinario Santa Ana de Vélez. l790.

Sr. Dr. Don   Isidro Thello y García. (*)

239     Dr. Don Diego Guillermo Garzón Melgarejo.

240     Don Joseph Antonio de Thorres.

241     Don Juan Antonio de Thorres

242     Don Juan Antonio Parrales

243     Don Gerónimo de Zamora

244     Don Antonio Xavier Franco

245     Don Juan Andres de Torrres

246     Don Miguel de la Peñuela

247     Don Tomás Ignacio Vanegas

248     Gobernador Provincial

          Alcalde Ordinario Primer Voto de Santa  Ana

          Sr. Don Salvador Vicente Vanegas

249     Vice General

           Sr. Dr. Don Juan Celis de Villegas

250     Doña Juana Josepha de Abaúnza

251     Notario Principal

           Don Juan Agustín Forero

252     Doña Peronila Rosa de Neira Ponce de León

253     Doña María Josepha Begas de la Segunda

 


Años 1770  a  1780.

 

254     Notario Principal de la Parroquia.

Don Gregorio Forero de Chávez.

255     Don Juan Manuel de Herrera y Tobar.

256     Alcalde de Primer Voto de la Parroquia.

Sr. Don Juan Antonio de Géres.

257     Doña Juana Dominga Calderón Aria.

258     Don Agustín Joseph de Cuevas.

259     Doña Anna Gabriela de Arandía.

260     Alcalde de Primer Voto.

Dr. Don Juan Joseph Manuel Pinzón y Río.

261     Doña Clarissa de los Santos Pinzón.

262     Doña Francisca Margarita del Ferro Pinzón

263     Don Francisco Xavier Tello y Zárate.

264     Don Simón Julían de Gorráes y Río.

265     Don Vicente Calvo de la Zerda y Múxica.

266     M.R.P. Don   Antonio Claudio Zábala.

267     Don Antonio Joseph Pinzón Mendoza.

 

Años de 1780  a  1790.

 

268     Don Manuel Fernando Espinosa.

269     Dr. Don Juan Ignacio Pinzón del Río.

270     Doña María Gertrudis Franco Nieto.

271     Don Juan Antonio Pinzón y Ulloa.

272     Don Francisco Blas de Herrera y Nieto.

273     Doña Anna María de Abaúnza y Riveros.

274     Doña Juana Josepha de Vargas y Zárate.

275     Doña María Apolinaria Sánchez y Páez.

276     Don Francisco de Franco y Camacho.

277     Doña María Joaquina Angulo y Camacho.

278     Don Manuel Gavino de Angulo y Olarte.

279     Notario Principal.

 Don Martín Forero.

280     Don Joseph Manuel Silvestre de Céspedes.

281     Don Francisco Fermín Bustamante del Ferro

282     Doña María Antonia Cadena y Tello.

283     Doña Juana Josepha Santoyo Caveza de Vaca

284     Dr. Don Ignacio Xavier Joseph Maza.

285     Don Joseph Antonio Cadena y Tello.

286     Doña Francisca María Tello y Zárate.

287     Don Juan Joseph Bustamante del Ferro.

288     Regidor General.

Don Nícolas Ignacio Calvo.

289     Doña María Theresa Juliana de Thorres.

290     Don Joseph Ramón de Arandía.

291     Doña María Luisa Fermina de Arandía.

292     Alcalde Ordinario de Santa Ana. l786.

Sr. Don Joseph Manuel Cayetano Franco Nieto

293     Don Joseph Joachín de la Molina.

294     Don Juan Francisco Pinzón y Ulloa.

295     Regidor y Fiel Ejecutor.

Don Lorenzo de Luengas.

296     Doña María Antonia del Ferro y Ugarte.

297     Dr. Don Antonio Xavier Franco y Nieto.

298     Doña María de la Paz de la Peñuela Arias

299     Doña María Bicenta Bustamente del Ferro

300     Doña Juana Jacinta Camacho y Zárate.

301     Don Joseph Miguel Ximénez y Rivera.

302     Doña Juana Rosa Josepha de González.

303     Don Joachín de Zárate.

304     Don Bicente Pinzón y Tolosa.

305     Alcalde Ordinario de Santa Ana.1783.

Don Joseph Antonio Franco y Nieto.

306     Doña Narcisa Beltrán Pinzón y Ulloa.

307     Don Juan Joseph Pinzón y Río.

308     Doña María Elvira de los Santos Pinzón Olarte y Río.

309     Don Manuel Cayetano Franco y Nieto.

310     Doña María Josepha del Ferro y Pinzón.

311     Doña Juana María de los Santos Saavedra

                                                                       Chacón y Pinzón.

312     Don Ignacio Banedito Calvo y Orellan.

313     Dr. Don Joseph Joachín Luys Gónzaga Nieto

                                                            del Ferro y Sotomaior.

314     Don Juan Ignacio Antonio Bicente Pinzón.

315     Don Juan Joseph Manuel Soler y Ovalle.


 

Años de   l790  a  l800.

 

316     Alcalde Provincial de Santa Ana.

Don Antonio Xavier Francisco Cuevas.

317     Doña Agustina Gabriela Abaúnza y Rivera.

318     Don Juan Pedro de Arandía y Pinzón.

319     Don Joseph María del Ferro y Pacheco.

320     Alcalde de Primer Voto de Santa Ana.1784

Don Joseph Antonio Franco y Nieves.

321     Doña María de las Nieves Cúrrea y Rivera

322     Sr. Dr. Don Francisco Xavier de Torres.

323     Don Joachín Emigdio Cadena y Tello.

324     Sr. Dr. Don Joachín de Saavedra y Chacón.

325     Don Joseph Nepomuceno Angulo y Camacho.

326     Doña María Gertrudis Franco y Rivera.

327     Doña Elvira de los Santos Pinzón Herrera

328     Doña María Thereza Beltrán Pinzón.

329     Don Juan Pedro Nel Arandía y Naranjo.

330     Don Juan Crisóstomo Chavarría.

331     Don Juan Joseph Vallejo y Aria.

332     Doña María Andréa Avelina de Thorres.

333     Doña María Rita de Aguilera.

334     Don Joseph Benedito David Arandía y Nieto.

335     Doña María Joachina Arandía Nieto.

336     Dr. Don Juan Dionisio Pinzón.

337     Doña María Micáela Chacón.

338     Dr. Don Juan Miguel Antonio Rivera.

339     Don Juan Ignacio Suárez.

340     Don Miguel Gerónimo de Olarte...........

 

Como hemos podido constatar al terminar este listado de personajes, descendientes de los primeros colonizadores de nuestro territorio Santanero, se refleja la jerarquía de los  moradores de esa primera encomienda de Chimaná  y de la Parroquia Nuestra Señora Santa Ana de Vélez desde l692 hasta los albores de l810.  

 

Sea preciso recalcar la importancia de Santa Ana, pues para aquel entonces su territorio albergó, al igual que La Ciudad de Vélez, a lo más representativo del poder eclesiástico, político, militar y económico de la región, como hemos referido anteriormente.

 

Con la acelerada expansión del inconformismo criollo, después de tres siglos de vasallaje español y ante las perspectivas de un mejor panorama social y económico, hacia 1810 ante la avalancha creada por el grito de independencia del 20 de Julio, la región entró en estado efervescente y precautelativo por sentir sus moradores la proximidad de la tan anhelada libertad, auspiciada y engendrada desde el paso de la revolución de los comuneros.

 

Ante tales acontecimientos la esclavitud fue perdiendo adeptos y por consiguiente la tenencia de esclavos paulatinamente se fue desvaneciendo del entorno Santanero, hasta que por  Decreto Ley  del l9  de  Julio  de l8l7, el estado abolió esta práctica inhumana.  

 

Pero la esclavitud solo desapareció definitivamente hacia l830 y l850, por cuanto esta atroz práctica, al igual que la tenencia de tierras y grandes servidumbres, eran de vital importancia en la región, por su elevada vida social y por el establecimiento de algunos importantes obrajes y trapiches, que constituían el soporte socioeconómico de la región.  

 

Después de la Gesta Libertadora y por orden del gobierno  central, todos los moradores contaron con los mismos derechos políticos, civiles y los económicos, lo cual condujo a que la  indulgente preeminencia de los señores españoles y sus descendientes, se resquebrajara y terminara por desaparecer del ámbito regional.



5.6.-   Relación de Presbíteros de
la Parroquia

Nuestra Señora Santa Ana de Vélez.         

 

1692   a  2006

 

1.-       Juan Antonio de Rivera                  1692/97

2.-       Silvestre de Velasco                      1697/1700

3.-       Luis Banegas Ponce de León           1700/03

4.-       Nícolas López Maldonado               1703/08

5.-       Gregorio Hernández Ropero           1709

6.-       Felix Santiago Gayón                     1709/35

7.-       Juan Francisco de Zábala               1736

8.-       Nícolas Rodríguez                          1736

9.-       Joseph Méndez Cortes                    1737/45

10-      Joseph del E.S. Alias Quiñones       1745

11-      Juan Nícolas Gómez                      1745/46

12-      José Jurado                                   1746/48

13-      Baltazar Jurado                             1748/77

14-      Juan Francisco Galeano                  1777

15-      Narciso Antonio Franco                   1777/78

16-      Gregorio Orduña                            1778/79

17-      Luis Espinosa                                 1780

18-      Ramón Peñuela                              1779/88

19-      Jacobo Fernández                          1788/89

20-      Francisco Torres                            1790/91

21-      Francisco Xavier Franco                  1791/97

22-      Juan Dionisio Pinzón                      1797/1805

23-      José Ignacio Ardila                         1805/15

24-      Pedro Thomás Pinzón                     1805/22

25-      José Ignacio Ramírez                      1813/15

26-      Juan José Ardila                             1817/19

27-      José Manuel González                    1815

28-      Mariano Quintana                          1816

29-      Martín Luque                                 1820

30-      Luis F. Linares                                1821/22

31-      Vicente Noriega                              1822

32-      José Merardo Rodríguez                   1823/26

33-      Buenaventura Tirado                       1827/28

34-      Luis José Mejía                               1828

35-      Eugenio Camacho                           1828/30

36-      José Gavino Peñuela                       1830/35

37-      José Ignacio Gualdrón                     1835/39

38-      Luis Alvárez                                    1838/39

39-      Eugenio Camacho                            1839/40

40-      Jose Vidal Bustamante                     1840

41-      Camilo Silva                                   1839/40

42-      Antonio María Vargas                      1840

43-      Justo María Rivas                            1841/50

44-      Juvenal Vargas                               1844

45-      Joaquín Forero                                1850/55

46-      Marcelino Ballen                              1850

47-      David Montaña                                1850

48-      Ricardo Tellez                                 1850

49-      Plácido González                             1855/58

50-      Justo L. Acero                                 1858/59

51-      Felipe Martínez                               1859/62

52-      Guillermo Rivera                             1863

53-      José María Martínez                         1863/65

54-      Manuel Sarmiento                            1865/77

55-      Bartholomé Prada                            1877/83

56-      Ramón Olarte                                  1874-1875

57-      Lucas Toledo                                    1877

58-      Juan Nepumuceno Guevara               1877

59-      Ignacio Bohórquez                            1883

60-      Samúel María Camacho                    1883/86

61-      Nícolas Torres Pedraza                     1886/88

62-      Miguel Zambrano                             1887

63-      Ricardo Arenas                                 1887

64-      Plácido González                              1887

65-      Zenón Gómez Buenahora                  1888/91

66-      Raimundo Póveda                             1891/97

67-      Samuel María Camargo                    1897/1906

68-      Rafaél Leguizamón                          1906/07

69-      Domingo Murcia                              1908

70-      Pablo Velete                                    1908

71-      Siervo de Jesús Becerra                    1908

72-      Francisco Oses                                 1908/09

73-      Norberto Lozano                              1909

74-      Trinidad Salcedo                              1909

75-      Aquileo Castañeda                           1909 

76-      Rafael Leguizamón                          1910

77-      José Mario Barrera                          1910/10

78-      Martín Abdón López                         1910/12

79-      Alejandro Vega                               1912/14

80-      Milciades Romero                            1914/17

81-      Diomedes Guerrero                         1917

82-      Nicolas J. Buitrago                          1917

83-      José Joaquín Baena                         1917/21

84-      Ciro A. Barón                                  1921/23

85-      Eduardo Vega                                 1923/29

86-      Francisco Suárez                            1929/30

87-      Carlos A. Arenas                            1930/32

88-      Claudio José Pineda                        1931

89-      Rubén Salcedo                               1932

90-      Ramón de Jesús Mójica                   1932/39

91-      Gregorio Granados                         1939

92-      Oscar A. Latino                               1939/42

93-      José Antonio Sabogal                     1942/46

94-      Luis F. Granados                            1946/50

95-      Carlos A. Briceño                           1951/57

96-      Miguel López                                 1957

97-      Carlos Dueñas                               1957

98-      Vicente Porras                               1958

99-      Vicente I. Otalora                          1958/59

100-    Leándro Monje                               1959/61

101     Jimeno Mejía                                  1961/62

102     Luis Enrique Alarcón                       1962/64

103     Alvaro Raúl Jarro Tobos                  1963

104     Pedro A. Rosas                               1964

105     Luis Gabriel Avila                           1964/68

106     Ricardo Acevedo                             1968/72

107     Salomón Jiménez                            1972/78

108     Hugo José Coy                                1978/85

109     Luis Alirio Sánchez                          1985/92

110     Carlos Julio Martínez                        1992...

111     Antonio Cely Guio                            1998…

 

Esta lista corresponde a los presbíteros que han tenido la responsabilidad de velar y promover la doctrina  cristiana  entre los pobladores de Santa Ana, durante estos años  de vida oficial como parroquia eclesiástica; a la par con estos también se establecieron frailes, laicos y ciertas sanas comunidades religiosas, que al no tener el amparo, ni el beneplácito económico de los moradores, fueron desdibujándose poco a poco del panorama, quedando relegadas al olvido y al acelerado desmoronamiento de sus capillas y centros de oración.

 

 

5.7.-    PRIMERAS VISITAS OFICIALES

 

Después de la apertura de la parroquia a la vida oficial cristiana en l692, las visitas de los altos jerarcas eclesiásticos y reales no se  hicieron esperar, debido a los altos dividendos que aportaba a las arcas reales, la feligresía Santanera.

 

Estas visitas se sucedían unas a otras y eran esperadas con verdadero júbilo fiestero por parte de los moradores citadinos, pues estas servían para conocer aspectos del mundo exterior y eran ocasión propicia para lucir las últimas galas y las adquisiciones mercantiles.

 

Estas visitas eran anunciadas con anterioridad por el ilustre visitante, dando píe y el tiempo necesarios para  los preparativos concernientes al singular y gran recibimiento, al hospedaje y la posterior despedida del encopetado agasajado, que no era menor en obsequios y efusión que la llegada.

 

La primera visita registrada en los archivos parroquiales fue la llegada del Dr. Don Diego de Artéaga y Velasco, en compañía del escribano oficial de la Ciudad de Vélez, Sr. Don Cristadio Peláez, quienes se trasladaron a Santa Ana el día 5 de Mayo de l700 para realizar el inventario de la Iglesia Parroquial y hacer la entrega oficial al nuevo párroco, el  Maestro Luis Vanegas Ponce de León.

 

Apartes de esta singular visita son los siguientes, según el original que reposa en el archivo parroquial :

En la parroquia de nuestra señora Santa Ana de Vélez a 5 de mayo de 1700 años...()

 

Primera.- Se pone por inventario una iglesia en tapia, palos y guadúa, con dos campanas en metal pequeñas, también se pone por inventario de dicha iglesia, un altar mayor y en el una imagen de bustillo de la resurrección y una imagen de nuestra señora del Rosario; otra imagen de estilo de la señora Santa Bárbara y un rico cuadro con una hechura de Cristo crucificado, otro de San Francisco, otro de San Antonio, otro de San Andrés y otro cuadrito con altar con el señor San Roque.

 

Más un altar con un Santo Cristo de bulto crucificado, con cortina de capitel, un cuadro de las ánimas benditas , más un púlpito de madera tallada y dos escaños con sus cubones y las puertas de esta iglesia con aldabones y sus llaves.

 

Más dos cortinas con sus pedrerías en tela de Damasco de seda amarilla, dos candiles con su base, dos pastorales, un misal pastoral de plata, patena y custodia con pedrería repujada en plata y oro ; una cruz alta y dos ciriales ; tres estandartes en tafetán, dos morados y uno azul y colorado; más un palco de ornesí encarnado bordado con flores de seda.

 

Más una capa de coro de raso encarnado de orillas azules y varias capas en tafetán y damasquillo de varios colores.  Más una campanilla dorada, una banca y pila de agua bendita labrada y con incrustaciones doradas y pedrería de lujo, un santo Cristo de visita.....()  Firmado.   Dr. Don Diego de Arteaga y Velasco

 

Como podemos constatar, aún a pesar de estar inicialmente construida en tapia, tablas y guaduas, la iglesia poseía un rico tesoro, compuesto por todos sus elementos interiores, los cuales al transcurrir del tiempo fueron aumentando considerablemente en belleza y riqueza, hasta que con la construcción de la nueva y actual iglesia ( 1910 a 1958 ), todos los elementos decorativos, como : Cuadros antiguos, capiteles, copones, patenas, ciriales...., fueron a parar a las manos de varias familias Santaneras y de algunos avivatos, quienes aún hoy conservan en las salas de sus casas este patrimonio exclusivo de la comunidad Santanera.

 

Otras importantes  visitas realizadas a la parroquia, fueron:

 

-      Visita Oficial del Presbítero Don Sebastián Carlos Prettel, Colector de las guardas parroquiales de estos lares, vecino de Vélez, por orden del Procurador y Vicario General de la Provincia Sr.  Dr.  Don Nícolas Flórez Acuña, durante la cual recolectó  170 Reales en oro puro.

 

-      El 20 de Julio de l720, se apersonó en Santa Ana, el Sr. Don Miguel Antonio de Aldana, Cura de  Moniquirá y vicario foráneo de las demás partes de su titulo, recolectando 10 patacones y 2 reales en oro puro de 24 kilates.


De las más ilustres visitas fue la del Sr. Dr. Don Joseph de  Vergara  Azcarate  y Dávila, Cura  y Vicario y Juez Eclesiástico de la Santa Cruzada de la Parroquia de Nuestra Señora del Socorro, hacia 1735, fecha  por  la cual recolectó 43 Peniques y 6 Reales y 3/4.

 

Para determinar la injerencia e importancia de los clérigos en el funcionamiento social de la región, transcribo el siguiente texto de presentación en una visita en el año de 1732.

 

-      “ El parroquia de Nuestra Señora Santa Ana, en 20 de Febrero de 1732 años, su magnánimo ministro, el Sr. Dr. Don Joseph Mudarra Samudio de las Infantas, cura de la parroquia del Socorro, Vicario, Juez eclesiástico y de las demás de su título, y en ellas comisario particular, subdelegado de la Santa cruzada de la ciudad de Vélez, Muzo y las más lugares de su título, y todos los curatos de su jurisdicciones, y juez general colector de quartas arzobispales por el ilustrísimo Sr. Dr. don Antonio Claudio Alvárez de Quiñones, mi dignísimo arzobispo primado y de este reino y de su señoría ilustrísima capellán y familiar....”

 

-      Otra visita fue la del Dr. Don Joseph Saénz de Santa María, por mandato del Visitador Real Don  Juan Ignacio Cortazar. el 23 de Julio  de l746.

 

-      El  Sr. Dr. Don Francisco Antonio Moreno y Escandón, gran consejero particular del rey, fiscal del crimen de la Real Audiencia y Visitador de las provincias del Nuevo Reino de Granada, se apersonó en Santa Ana el 23 de Agosto de l778, cuando realizó trabajos de investigación tendientes a la instrucción pública y el estado general de los  pueblos del Cantón de Vélez.

 

También dentro de las visitas más destacadas encontramos las del Excelentísimo Sr. Dr. Don Antonio Caballero y Góngora, Arzobispo del Reino  de Granada en Enero 18 de l781; la del Obispo Sr. Dr. Don Rafael Lazo de la Vega el 25 de septiembre de l816; la del Dr. Don  Clemente Calderón, Secretario General de la  República de  Colombia, el 30 de Octubre de l819; la del Dr. Don Francisco Xavier Cuevas, Gobernador  de la Provincia del Socorro el 27 de septiembre de l823..., Visitas que le dieron realce en su momento a la parroquia.

 

Después de las anteriores visitas, nuestro municipio ha sido anfitrión de lujo para presidentes, gobernadores, políticos de rancia cuna, turistas, leguleyos..., en proceso de actividades políticas o sociales, pero con la certeza de que Santa Ana de Vélez representa un importante punto de encuentro y partida del desarrollo regional.

 

 

5.8.-    NUESTRO CEMENTERIO

 

El primer cementerio de que se tenga noticia estaba situado sobre un terreno ejido contiguo a la iglesia parroquial, según datos  de 1774, donde reza que ... " era pequeño e incómodo para dar  buen  abasto a tan considerable servicio "...,  por cuya razón a comienzos de l800 se amplió hasta lindar con la Calle Real; dicho cementerio era bastante húmedo y en época de invierno las sepulturas se convertían en manantiales, hasta el punto que las firmes cruces que identificaban a los difuntos, se caían y debían ser repuestas al término del invierno.

 

En época de la conquista y la colonia, se enterraban a los difuntos en el pavimento de las calles, de los atrios o en el interior de las iglesias, según fuese su condición social y religiosa; por tal motivo se explica el asombro de los Santaneros, cuando se iniciaron las  excavaciones para la construcción de la actual Iglesia, del considerable número  de osamentas desperdigadas a lo largo del terreno parroquial y que produjeron los más variados  comentarios referentes a su oficial procedencia natural.

 

En l816 por orden del Pacificador Pablo Murillo, se prohibió perentoriamente dar santa sepultura en dichos lugares, la orden reza:  ... " primeramente que se cumpla en todo con el Decreto del Excelentísimo Señor General en Jefe del Ejercito Pacificador, para que  en  lo  sucesivo  los reverendos curas cuiden que  no  se entierren dentro del pavimento de todas las iglesias a persona alguna, sea de la clase, estado o condición que fuere, sino que se haga a la menor brevedad en Campo Santo a proporcionada distancia del pueblo, con todas las formalidades que por varias razones se previene al efecto.

 

A este lugar se le bendecirá conforme al ritual romano, acreditando el cura su cumplimiento con certificado de los Jueces Reales...",  orden que en Santa Ana fue parcialmente acatada.

 

Pasados algunos años y ante la incomodidad que producían  algunos efluvios olores en época de verano, la comunidad solicitó  a mediados del siglo XIX, el retiro del Campo Santo del sector de la iglesia, para lo cual fue adecuado un terreno adyacente al poblado

 

Este terreno fue adquirido después de los servicios prestados por la familia Morales, el cual se utilizó como tal hasta comienzos del siglo XX, época por la cual fue trasladado a el actual lugar, donde  aún reposan  magníficas sepulturas adornadas y erigidas como verdaderas obras de arte en honor a sus moradores eternos.

 

El campo Santo, es en la vida de los pueblos, un lugar de   especiales afectos consagrados a los difuntos de la comunidad. 

 

Las familias Santaneras afligidas ante la desaparición de nuestros seres queridos y ante la tumba que guarda los despojos mortales, de lo que en vida fue armonía mental y  física, y  que a ojos de la fe esperan la resurrección de los muertos, acudimos prestos a su terreno como verdadero lenitivo para mitigar la soledad del negro infinito donde la voz no alcanza, pero donde se respira la serena paz de los difuntos. 

 
  ESTAMOS.... 33539 visitantes....¡Aqui viendo esta página!
SOL STEREO SANTANA
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

EMISORA SOL STEREO SANTANA

Santana - Boyacá - Colombia
Celular 310 881 52 93
solsantana4@hotmail.com
solsantana2@gmail.com