SOL STEREO SANTANA 96.6 FM
  SOL STEREO
 
 
 
ACTUALIDAD | NOTAS LOCALES | EVENTOS | SOL STEREO | UBICANOS | LIBRO SANTANA | PROGRAMACION | FORO | ENCUESTA | CONTACTOS | VISITANTES


 
SOL STEREO SIEMPRE CONTIGO 

 96.6 FM
EMISORA SOL STEREO
SANTANA - BOYACA
COLOMBIA

SIEMPRE CONTIGO 
 

 

 


La cultura es factor de PAZ, CONVIVENCIA Y DESENVOLVIMIENTO SOCIAL, de igual forma es recurso de elevación espiritual, es elemento de identidad local, regional, nacional y continental; es fuente de arraigo y permanencia; es estimulo de invención, creación y descubrimiento “ 

La EMISORA SOL STEREO DE SANTANA - BOYACA, promueve la participación de los ciudadanos y defiende sus intereses; pues ayuda a resolver los mil y un problemas de la vida cotidiana; cuando en sus programas se debaten todas las ideas y se respetan todas las opiniones; cuando se estimula la diversidad cultural y no la homogeneización mercantil; cuando la mujer protagoniza la comunicación y no es una simple voz decorativa o un aviso publicitario; cuando no se tolera ninguna dictadura, ni siquiera la musical impuesta por las disqueras; cuando responde a los gustos de la mayoría y hace del buen humor y la esperanza su primera propuesta; cuando informa verazmente y cuando la palabra de todos vuela sin discriminaciones ni censuras, ésa es una radio al servicio de la actividad comunitaria. 

Su finalidad es distinta, sus mejores energías están puestas al servicio de la sociedad civil. Un servicio, por supuesto, altamente político: se trata de influir en la opinión pública, de inconformar, de crear consensos, de ampliar la democracia. En definitiva - y por ello, el nombre de construir comunidad, es el objetivo de la implementación técnica y administrativa de la emisora SOL STEREO de Santana - Boyacá 

Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. 
Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad .No habrá censura.

Constitución Política de Colombia 

Históricamente la filosofía de la radio comunitaria es la de permitir expresarse a los que no tienen voz, de servir de portavoz de los oprimidos (se trate de una opresión racista, sexista o de clase social) y, en general, de ofrecer una herramienta para el desarrollo. (…) 

La radio comunitaria se ha convertido, con el pasar de los años, en una herramienta indispensable para el desarrollo de las comunidades. Las personas pueden reconocerse, identificarse y, además, comunicarse entre ellas. La radio comunitaria es un difusor cultural adaptado perfectamente al contexto de la comunidad regional. Sus ondas reflejan la realidad cultural: canciones, música, escritura, de la población a la que sirven. Las radios comunitarias son los mejores estandartes de nuestra cultura. (…) 

La radio comunitaria es un factor de acercamiento, un puente, un paso hacia el otro, no para que el otro se convierta en los que nosotros somos, sino para que el pueda ser lo que es. No se trata de tener más, sino de ser, esa es la verdadera misión de las radios comunitarias. ¿No es el sentido más profundo de la cultura el de hacer tomar conciencia a la personas de la grandeza que existe en ellas? 

Radio comunitaria significa radio en la comunidad, para la comunidad, acerca de la comunidad y por la comunidad. Existe una amplia participación de los miembros regulares de la comunidad en el manejo y producción de programas. Esta participación de miembros de la comunidad las distingue del medio dominado por lo comercial, los cuales están operados por el lucro, la propaganda, el poder, la política, los privilegios, etc. Servir a la gente, el público, es más bien una posición principalmente para justificar la existencia en la burocracia gubernamental de procedimientos de licencias. (…) 

En primer lugar, la radio comunitaria está caracterizada por la activa participación de la comunidad en los procesos de creación de noticias, información, entretenimiento y material culturalmente relevante, y ello con un énfasis en temas y preocupaciones locales. Con capacitación, productores locales pueden crear programas usando sus voces locales. La comunidad puede, igualmente, participar en el manejo de la estación y opinar en la programación y contenido de los programas. 

En segundo lugar, es esencial que sea una empresa sin fines de lucro. En estos días de alta comercialización de la radiodifusión, el carácter de la radio comunitaria lo constituye su independencia y responsabilidad en el servicio a la comunidad, no al anunciante. Como la estación es de propiedad de la comunidad, se mantiene cierta responsabilidad en el manejo de la estación. 

En tercer lugar, la programación de la radio comunitaria es designada por la comunidad para mejorar las condiciones sociales y la calidad de su vida cultural. La comunidad misma decide cuáles son sus prioridades y necesidades en términos de la provisión de información 

Aprender e ingeniar son dos de los componentes clave con que se ha tejido el entramado gerencial de estos medios cuya finalidad, propiedad y gestión difieren, o deben diferir de sus hermanas mayores: las comerciales y las de interés público.

Sin embargo, parte del aprendizaje muchas veces ha consistido en copiar y la experiencia suele ser dolorosa. Los medios locales en Colombia suelen vivir en relaciones de odios y amores con las administraciones municipales. Son frecuentes las tensiones entre el periodista y la administración municipal. Por fortuna, el camino de salida hacia una ética y dignidad del oficio lo han buscado las organizaciones sociales que suelen tener clara la diferencia entre política y politiquería y entre comunicación y negociación. 

La identidad de la radio comunitaria está en la base de su plan gerencial. Aquel principio de los negocios según el cual “Te diferencias o te mueres” se aplica con toda solvencia a nuestras emisoras. Los servicios que atiende deben marcar la diferencia con los medios de comunicación comercial y de interés público, si bien con ambos hay coincidencias y complementariedades.

En sus inicios solía identificarse la radio comunitaria con la precariedad, la marginalidad y la pobre calidad. Poco a poco se ha comprendido que son tan comunidad los ricos como los pobres y que a la par con la asociación de mujeres deben estar la cooperativa de ganaderos, la empresa de transformación o las múltiples opciones religiosas de los asociados. Una comunidad diversa, como se conforman casi todos los municipios del país, es el ámbito natural de la radio. Sus servicios apuntan a mejorar el diálogo, a propiciar el reconocimiento y a disfrutar la multiculturalidad. Eso sí procurando paliar los efectos nocivos de la mala distribución de los recursos así como aportar a la búsqueda de satisfacción de necesidades o derechos sin suplir a pesar del marco regulatorio que los promueve.

Una radio que escucha además de aspirar a ser escuchada es casi siempre una radio exitosa. Entre muchos colegas, ha hecho carrera la frase que se acuñó en alguna de las cientos de reuniones entre radialitas: “Quien dirige la emisora debe tener mejor oído que voz”. Se trata de apropiarse de los lenguajes locales, de los símbolos propios, de las coincidencias que generan la identidad y construyen los puntos de referencia. Esa radio habrá marcado su territorio y con certeza tendrá en el público no solo un escucha pasivo sino un interlocutor, un aliado y hasta un promotor de sus actividades. 

Parece existir una relación directa entre la fortaleza de la radio comunitaria y la existencia y calidad de las organizaciones sociales locales. A mayor y mejor consolidadas las organizaciones mejor radio comunitaria. Este precepto implica que exista una relación entre los procesos que integran a la población y los encargados de los medios de comunicación. Aquellos proyectos que están en manos de consorcios o que integran en sus juntas de programación a los líderes locales representativos, con seguridad logran respuestas rápidas a sus solicitudes y concentran audiencias que hacen obligatorio a los anunciantes el uso de esos medios.

La radio comunitaria tiene pues unos elementos que le dan identidad y que la hacen única en cada municipio y justamente esa posibilidad de tener rostro propio es una de sus grandes virtudes. Puede referirse a situaciones, personajes, toponimias o códigos únicos. Puede concentrar la atención o entretenerla acerca de hechos y propuestas concretas. Logra poner en el escenario actores diversos y puede concretar agendas propias y apropiadas a un entorno con expectativas, realizaciones y sueños colectivos. 

La política y la cultura son, en los dos casos, la manera como se concretan socialmente las acciones comunicativas. Partimos de que hacer radio tiene consecuencias y es responsabilidad asumirlas y no dejarlas al azar. El camino para construir el proyecto propio parte de reconocer la realidad local, de entrar en contacto con las organizaciones y de participar en la construcción de propuestas colectivas. De esta manera la radio deja de ser un fin para lograr su expresión de medio con lo cual se asumen las tareas de manera colaborativa y se comprende la comunicación más allá de los medios y de la técnica. 

Las organizaciones sociales suelen ser la clave para acercarse a la dinámica real de un pueblo. Puede que converjan problemas ambientales, desempleo, marginalidad, falta de acceso al trabajo, narcotráfico, guerra o violencia intra familiar, pero lo que garantiza que las buenas intenciones para superar alguno de estos aspectos se conviertan en transformación real, es la existencia de organizaciones sociales que trabajen sobre ello. De esta manera estas organizaciones y el tema de su preocupación se convertirán en el eje articulador a través del cual se podrán integrar los demás. 

Con fundamento en los esfuerzos realizados, los procesos desarrollados y las experiencias vividas en años anteriores para la implantación de la Radio Comunitaria en Colombia, el Ministerio de Comunicaciones ha determinado la necesidad de profundizar y garantizar la participación de todos los sectores sociales que integran o representan las Comunidades Organizadas de cada Municipio, propendiendo por la unidad, el trabajo colectivo y mancomunado de los mismos para el logro de metas comunes, y que consecuentemente, respondan a los fines y características de este Servicio.

En este orden de ideas, la Fundación Cultural “ EL TROPO “ de Santana _ Boyacá, convoco a los diferentes estamentos del municipio a unir sus esfuerzos para llevar a cabo procesos de concertación con un amplio consenso social, que permitieron gestionar el otorgamiento de la Concesión para la Prestación del Servicio Comunitario de Radiodifusión Sonora para Santana, cumpliendo con los requisitos y condiciones exigidos en los Términos de Referencia y en la normatividad aplicable. 

La convocatoria comporta para las Comunidades Organizadas, su observación como un proyecto a largo plazo para el Municipio, y el ser conscientes de la responsabilidad que implica el otorgamiento de la concesión que se adjudica, para lo cual la Fundación Cultural “ EL TROPO “ garantiza que sus ofertas han de satisfacer las necesidades del municipio, la aceptación de las condiciones y requisitos expresados, así como la sujeción y acatamiento de las normas que reglamentan el Servicio Comunitario de Radiodifusión Sonora.

 
  ESTAMOS.... 34075 visitantes....¡Aqui viendo esta página!
SOL STEREO SANTANA
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

EMISORA SOL STEREO SANTANA

Santana - Boyacá - Colombia
Celular 310 881 52 93
solsantana4@hotmail.com
solsantana2@gmail.com