SOL STEREO SANTANA 96.6 FM
  LA COLONIA
 
 
 
ACTUALIDAD | NOTAS LOCALES | EVENTOS | SOL STEREO | UBICANOS | LIBRO SANTANA | PROGRAMACION | FORO | ENCUESTA | CONTACTOS | VISITANTES




CAPITULO   IV

 

 

4.-     Evolución Política Administrativa y Social de la Hoya del Río Suárez.

 

 

Al efectuarse la fundación de la Ciudad de Vélez en l539, se generalizó y acentúo la forma político - administrativa gerenciada por el Rey de España.

 

Con la llegada masiva de conquistadores y colonizadores hispanos, comenzó el éxodo y la desaparición de los indígenas  de los principales núcleos de población, ante el avance desenfrenado y arrasador de los nuevos colonos, que destruyeron y exterminaron pueblos enteros  motivados por su sed de rápida fortuna; muchos de los principales pueblos indígenas fueron avasallados y sometidos a los constantes y recios cambios de administración territorial y de gobierno que se acentuaron y gestaron, según las circunstancias políticas de la  época que fueron  rudas, ambivalentes y caóticas.

 

Inicialmente las tierras conquistadas en su conjunto físico se  denominaron  " Nuevo  Reino  de Granada ", el cual fue dividido en Provincias y se implementaron formas administrativas como los Corregimientos, que robustecieron la autoridad de la Corona.

 

Nuestra zona fue dominada por el Corregidor de la Ciudad de Tunja, que tenía una fuerte y directa injerencia política y administrativa sobre las extensas tierras de los Indígenas Muzos, y sobre los ricos y productivos pueblos de Turmequé, Tunja, Tundama, Sogamoso, Vélez, Soatá, El Cocuy, Río de Oro, Pamplona, Mérida, Pedroza, Barinas, y el Lago de Maracaibo en Venezuela; siendo la más extensa del Nuevo Reino y hacia finales del siglo XVIII, la más rica y popular, centro de toda la actividad socio - económica y cultural por ese entonces.

 

Debido a su voluminosa y agreste extensión, la recolección de sus tributos fue catastrófica y en ocasiones imposible al control Real, razón por la cual en el año de l607 se realiza la primera reestructuración, conformándose otros corregimientos, los cuales  agruparon a las grandes localidades de Mérida, Barinas, San Cristóbal, Pedroza y además las adyacentes al bello Lago de Maracaibo; posteriormente Socorro, San Gil y Vélez conforman otro corregimiento, logrando con ello la incorporación de muchos poblados  de  la  región que dependían inicialmente de Tunja.

 

Los Españoles demarcaron la diferencia entre Ciudad : "  que era concedido de forma directa por el Rey a los centros urbanos que constituían el epicentro o la cabecera de provincia.." ; Tunja fue elevada a la dignidad de ciudad el 6 de Agosto de l539, con posterior ratificación real hacia el año de l54l, a la que fue agregado el título de  " la muy noble y muy leal Santiago de Tunja.

 

Una Villa era un título preeminente dado a un poblado, así le fue otorgado a Villa de Leyva desde l572, cuando se le asignaron ciertos caseríos y doctrinas, como: Sorcotá, Raquirá, Saquencipá, Arcabuco, Guateque, Moniquirá, Gachancipá, Suta, Tinjacá, Iguaque y Chiquinquirá; hacia l810 fueron elevadas a Villas los poblados de Sogamoso, Tenza, Turmequé y Chiquinquirá, aún hoy algunas conservan su investidura, otras por el contrario ya la han olvidado y además, varias de sus anexiones han venido desapareciendo con el paso inexorable del tiempo.

 

Los curas doctrineros elegían los lugares en donde construir sus ermitas, los Santuarios o las capillas en lugares despoblados, que con el transcurso acelerado del tiempo eran acompañadas por otras construcciones, hasta convertirse en los promisorios pueblos doctrineros; los cuales debido a su crecimiento y empuje socio - económico, eran elevados o exaltados a la categoría de Parroquia Eclesiástica o Municipal con sacerdote estable, alcaldes, notarios, y los correspondientes cabildos municipales.

 

Santa Ana de Vélez, realizó de manera continua todo el  periplo político- administrativo correspondiente hasta convertirse en Parroquia Eclesiástica en el año de l692, según datos del variado archivo parroquial; época dura y de cambios constantes, por aquel entonces, pertenecía políticamente a la Provincia de Tunja y al cabildo de Vélez, el cual estaba conformado por los siguientes pueblos:

 

 

Las Parroquias.    Distancia de Vélez.             Días      Horas

 

1.- Puente Real, dista de Vélez                                  6 h

2.- Corazón de Jesús                                                8 h.

3.- Pare                                                                   8 h.

4.- Suaita                                                 1 día

5.- San Benito                                          1 día

6.- Moniquirá                                                           8 h.

7.- Santa Ana de Vélez                                             l0 h.

8.- Guadalupe                                           1 día

9.- Santo Ecce Homo                                 2 días 

 

Los Pueblos Doctrineros, distan:

 

l0- Saboyá                                                1 día        6 h

11- Guavatá                                                            4 h.

l2- Gueutzá y Platanar                                              5 h

l3- Chitaraque                                                         l0 h

 

Otros cabildos que pertenecían a Tunja eran: el de la Ciudad de Muzo, las Villas de San Gil y Socorro y el pueblo de Sáchica entre otros.

 

Las distancias anteriores se medían viajando a caballo utilizando el Viejo Camino de Vélez y de Barajas , que hasta mediados de l950, eran paso obligado por los viajeros, camino de herradura por donde transitaban las mercancías y los ricos y variados productos agropecuarios de la zona, hasta la apertura de la carretera panamericana, que solucionó en gran medida la carencia de vías en la región del río Suárez desde l958.


4.1        Cambios Políticos de la Epoca.

 

Virreinato de Nueva Granada

El Virreinato de Nueva Granada, fue una importante entidad político administrativa establecida por España en 1717, durante su dominio colonial sobre la mayoría del continente americano, cuya jurisdicción abarcaba el Nuevo Reino de Granada, descubierto por Gonzalo Jiménez de Quesada en 1538, las provincias de Santafé, Cartagena, Santa Marta, Maracaibo, Caracas, Antioquia, Guayana y Popayán, así como las audiencias de Quito y Panamá (ésta fue incluida años más tarde) —extensión aproximada de las actuales repúblicas de Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá—, y cuya existencia dio a su fin en 1819, tras la independencia de esos territorios respecto de la soberanía española. Su extensión cubrió unos 3.000.000 de km2, desde el confín de la capitanía general de Guatemala hasta los límites con el virreinato del Perú.


El rey español Felipe V creó el virreinato de Nueva Granada por Real Cédula de 27 de mayo de 1717, para sacarle mayor provecho a la agricultura y a la gran riqueza minera, cuya explotación se hacía sin orden ni concierto. Otra de las razones fue la de dar mayor autoridad a un funcionario, en este caso el virrey, para combatir con éxito el contrabando y acabar con los abusos de los funcionarios de la audiencia y de los gobernadores.

El fundador del virreinato de Nueva Granada —no como virrey propiamente dicho, ya que sólo había sido designado para establecerlo— fue Antonio de la Pedrosa y Guerrero, quien fijó la sede en Santafé de Bogotá. Su gobierno se extendió desde su llegada a la capital virreinal, el 13 de junio de 1718, hasta el 27 de noviembre de 1719.

Su sucesor, Jorge de Villalonga, sí fue el primer virrey. Nombrado en 1717, recibió el cargo de manos de Pedrosa en 1719. Corta vida tuvo esta primera experiencia, pues diversos informes acusaban que en nada había cambiado la situación económica, social y política, en tanto se gravaba en extremo el tesoro real por el enorme gasto que implicaba sostener una corte virreinal, donde todo era lujo y boato mientras el hombre común se sumía en la mayor pobreza.


En aquella época, por insinuación del Consejo de Indias, Felipe V eliminó el virreinato de Nueva Granada en octubre de 1723, volviéndose al anterior sistema de la presidencia del Nuevo Reino. Pero los sucesivos presidentes se sintieron sin un sólido poder y así lo fueron manifestando, lo que trajo como consecuencia que el Rey instaurara nuevamente y en forma definitiva el virreinato, por Real Cédula de 20 de agosto de 1739.


El mariscal de campo Sebastián de Eslava se convirtió en el nuevo virrey. Llegó a Cartagena el 21 de abril de 1740; y prácticamente al entrar tuvo que enfrentar los ataques de buques británicos que habían fijado su objetivo en las posesiones españolas en América. Fijó la sede en Cartagena, precisamente, porque una de las razones para restablecer el virreinato fue el conflicto contra Gran Bretaña, denominada guerra del asiento o guerra de la Oreja de Jenkins, declarada en octubre de 1739. El gobierno de Eslava concluyó en noviembre de 1749.


Al territorio original de 1717 se agregaron los de las provincias de Panamá y Portobelo. Se establecieron tres comandancias generales, las de Panamá, Cartagena y Caracas, pero sus gobernadores eran “súbditos del virrey como los demás”. Poco después, el 12 de febrero de 1742, la gobernación de Venezuela o Caracas quedó segregada del virreinato de Nueva Granada y pasó a depender de la audiencia de Santo Domingo, como lo había hecho antes de 1717. Y en 1777 se desprendieron también las provincias venezolanas de Cumaná, Maracaibo, Guayana e islas de Margarita y Trinidad.


La sucesión de virreyes de Nueva Granada, desde Sebastián de Eslava, fue la siguiente: José Alonso Pizarro (1749-1753); José Solís y Folch de Cardona (1753-1761); Pedro Messía de la Cerda (1761-1772), que ordenó la realización del primer censo y reorganizó la Hacienda virreinal; Manuel de Guirior (1772-1776); Manuel Antonio Flórez y Angulo (1776-1782); Juan de Torrezar Díaz Pimienta (1782), que desempeñó el cargo durante unas semanas; Antonio Caballero y Góngora (1782-1789); Francisco Gil de Taboada y Lemos (1789), designado virrey del Perú poco después de acceder al gobierno neogranadino; José de Ezpeleta (1789-1797); Pedro Mendinueta (1797-1803) y Antonio Amar y Borbón (1803-1810), con quien se rompía la secuencia, al producirse en Santafé el movimiento revolucionario del 20 de julio de 1810.


Casi todos estos virreyes estuvieron influidos por las ideas de la Ilustración, que ya empezaban a difundirse en América. Específicamente, en el Nuevo Reino de Granada influyó la presencia del sabio naturalista José Celestino Mutis, quien llegó en 1760. A él se debe la creación de la primera cátedra de matemáticas (1762) y la realización de la Real Expedición Botánica, una de las más importantes actividades científicas americanas del siglo XVIII (parte destacada de las expediciones científicas de la época), favorecida económicamente por el arzobispo y virrey Antonio Caballero y Góngora.


Este periodo fue fecundo en innovaciones y adelantos culturales. Los jesuitas, que llegaron a regentar catorce colegios en Nueva Granada, introdujeron la imprenta (1738). 


Asimismo, se instaló la primera biblioteca pública (1774) y los colegios del Rosario y San Bartolomé recibieron los mismos privilegios de la Universidad de Salamanca. Se introdujo en las aulas el estudio del científico británico Isaac Newton y del astrónomo polaco Nicolás Copérnico. 

Con la aparición de la Gaceta de Santafé (1785) se inauguró el periodismo neogranadino. Estas y otras manifestaciones propias de la Ilustración condujeron al movimiento emancipador.

Durante el gobierno de Amar y Borbón estalló la revolución neogranadina, en 1810. Como treta, se le ofreció al virrey la presidencia de la Junta Suprema, pero después se le apresó y fue expulsado a España. Con la reconquista de Nueva Granada por parte de los realistas, quedó restablecido el virreinato en 1816 en la persona del capitán general del Nuevo Reino de Granada, Francisco Montalvo. A éste le sucedió, en 1817, Juan de Sámano, último virrey (si bien sólo nominal) neogranadino, quien se vio precisado a huir de Santafé al conocer la victoria de Simón Bolívar en Boyacá, el 7 de agosto de 1819.   


Colombia surgió a partir de la independencia del virreinato español de Nueva Granada, a comienzos del siglo XIX. Nueva Granada fue el nombre que dio a aquellas tierras el conquistador español del siglo XVI Gonzalo Jiménez de Quesada, el cual era natural de la ciudad española de Córdoba, pero había vivido mucho tiempo en la hermosa Granada.


El virreinato de Nueva Granada dejó de existir cuando los independentistas latinoamericanos lograron expulsar al poder colonial español de sus tierras. Aunque las luchas comenzaron en 1810, la independencia no quedó consolidada hasta 1819. 


LA PATRIA BOBA (1810-1816)



En 1810, gobernaba en Nueva Granada el virrey español Antonio Amar y Borbón. Ese año, la revolución independentista estalló en diversas ciudades, como Santafé de Bogotá y Cartagena. El 20 de julio de 1810, los insurgentes apresaron al virrey y lo expulsaron a España y formaron entonces la llamada Junta Suprema del Nuevo Reino de Granada. 


Sin embargo, no podrían impedir que, pocos años después, los realistas reconquistaran el territorio y restablecieran la autoridad española en Nueva Granada. Este periodo, que se prolongó desde 1810 hasta 1816, es conocido por el nombre de Patria Boba.

 


Pero entonces, los principales dirigentes de la independencia se dividieron en dos bandos, cada uno de los cuales pretendía un tipo de organización distinta para el nuevo Estado:

  • Los federalistas estaban encabezados por Camilo Torres y Miguel de Pombo.
  • Los centralistas estaban liderados por Antonio Nariño (el precursor de la independencia colombiana).

Las diferencias entre ambos grupos llegaron a tal punto que, entre 1812 y 1813, los federalistas y los centralistas se enfrentaron en la primera guerra civil de Nueva Granada.

Desde finales de 1815 hasta mayo de 1816, los militares realistas Miguel Latorre y Pablo Morillo reconquistaron para España el territorio y entraron en Cartagena y Santafé de Bogotá. En 1816, el virreinato de Nueva Granada quedó, de alguna manera, restablecido. Un año después, comenzó el gobierno de Juan de Sámano, último virrey de Nueva Granada (aunque, en realidad, lo fue solo nominalmente, ya que no ejerció verdaderamente como tal).


LA INDEPENDENCIA COLOMBIANA (1817-1819)


La guerra por la independencia se generalizó a partir de 1817. La victoria del venezolano José Antonio Páez sobre el español Morillo en la batalla de Las Queseras del Medio, en abril de 1819, permitió al General Simón Bolívar cruzar los Andes. 


El 7 de agosto de 1819, tuvo lugar uno de los combates más decisivos de las guerras de emancipación de América: la batalla de Boyacá. Las tropas españolas estaban al mando del general José María Barreiro. 

Los ejércitos independentistas de Venezuela y de Nueva Granada estuvieron a las órdenes de Bolívar, aunque cada una de sus agrupaciones fue encabezada, respectivamente, por el colombiano Francisco de Paula Santander y por el venezolano José Antonio Anzoátegui. Tras vencer, Bolívar entró en Santafé de Bogotá tres días más tarde. El triunfo permitió la definitiva independencia de Nueva Granada del dominio español y comenzó a consolidar el éxito de la libertad . 


Tras conocer la victoria de Bolívar en Boyacá, el virrey, Juan de Sámano, huyó. En diciembre de 1819, los independentistas, victoriosos, se reunieron en el Congreso de Angostura y proclamaron la creación de la República de la Gran Colombia, que integraban Venezuela, Quito (actual Ecuador) y Nueva Granada

 

LA GRAN COLOMBIA ( 1819  - 1930 )

 

La provincia de Tunja hacia l780, ya había contado con dos abruptas divisiones territoriales que le reportaron magníficos dividendos, por cuanto se aceleró el cobro de los impuestos y se vivió un importante auge comercial y cultural, aspectos que originaron los movimientos alzados que obligaron a replantear sus límites territoriales y administrativos.


La República de la Gran Colombia fue instituida por Simón Bolívar, el 17 de diciembre de 1819. Su fundación se produjo en la última sesión del Congreso de Angostura. 


Este nuevo Estado surgió tras la independencia del virreinato de Nueva Granada y de otras partes del antiguo Imperio colonial español. 


La República de la Gran Colombia estaba formada por los territorios de Venezuela, Nueva Granada y Quito, o sea, por lo que hoy son Venezuela, Colombia y Ecuador, respectivamente. 


En 1821, el Congreso de Cúcuta aprobó una Constitución que establecía la forma republicana de gobierno. Bolívar fue elegido presidente, y se decidió que la capital sería Santafé de Bogotá 

No obstante, la Gran Colombia desapareció en 1830, cuando se separaron de ella Venezuela y Quito. Poco después, apareció la República de Nueva Granada, el siguiente precedente de la actual Colombia.


El congreso General de Colombia, convocado en Cúcuta para reorganizar al Estado en l821, y liderado después de la gesta libertadora del Puente de Boyacá por los criollos, profirió la Constitución de Cúcuta.

 

La naciente constitución dividió al territorio nacional en Departamentos , en Provincias, Cantones y Parroquias; siendo el departamento de Boyacá constituido por las provincias de Tunja, Socorro, Pamplona y todos los  territorios del Casanare, a este periodo de gobierno denominó  de la " Gran Colombia " como herencia y homenaje el libertador Simón Bolívar.

 

Santa Ana por consiguiente, también fue afectada por estas divisiones y disposiciones territoriales, a la postre, a mediados de l822 pertenecía al departamento de Boyacá, a la provincia de Tunja y al gran cantón de Vélez según lo antes citado.

 

 

4.2.-    La Nueva Granada.

 

LA REPÚBLICA DE NUEVA GRANADA (1831-1858)


La República de Nueva Granada nació tras el Convenio de Apulo, del 28 de abril de 1831. Por este acuerdo, el general venezolano Rafael Urdaneta, último presidente de la República de la Gran Colombia, entregó el mando de Nueva Granada al colombiano Domingo Caicedo.

 

En  noviembre de 1831, surgió  " La   Nueva Granada ", siendo suprimidos los Departamentos que fueron reemplazados por la fígura de la Provincia, luego el  país quedó dividido en l8, dentro  de las cuales estaban Las de Tunja, Socorro y Casanare.  

 

Las Provincias fueron repartidas en Cantones y estos en los ricos Distritos Parroquiales; cambios que  se hicieron efectivos a partir de la nueva reglamentación de esta revolucionaria forma administrativa hacia l832.  

  

Los Cantones de Chiquinquirá y Moniquirá se desprendieron de la Provincia de Tunja y se unieron a la de Vélez, para conformar la nueva provincia de Vélez a la cual pertenecía Santa Ana, por ser parte y uno de sus  principales Distritos Parroquiales, y que posteriormente al producirse la reestructuración eclesiástica del fuerte Cantón, pasó a conformar el débil Cantón de Moniquirá, al igual que los pueblos vecinos de su jurisdicción, hoy Provincia de Ricaurte Bajo.

 

La Provincia de Vélez contaba con tres cantones y veintisiete parroquias hacia l845; la cual sucumbió ante el desorden político - administrativo, producto del caos y la anarquía de un país libre del yugo español, pero aún esclavo de las luchas intestinas por el poder que lo condujeron a otro nuevo replanteamiento en su forma de gobierno.


La Constitución de la República de Nueva Granada se promulgó el 29 de febrero de 1832. Comenzaba así una etapa de carácter centralista. 


Francisco de Paula Santander fue elegido presidente de la nueva república el 9 de marzo de ese año. Gobernó el país hasta 1837, cuando le sucedió su vicepresidente, José Ignacio de Márquez.


Durante el mandato de Pedro Alcántara Herrán, se promulgó una nueva Constitución, la de 1843, que dio más poderes al presidente. Desde 1845 hasta 1849, Tomás Cipriano Mosquera presidió el país por primera vez. 


A continuación, el poder pasó a José Hilario López, primer presidente perteneciente al Partido Liberal; entre sus reformas sociales y políticas destacaron la abolición de la pena de muerte y de la esclavitud, y el establecimiento de la libertad de prensa. 


Por la Constitución de 1858, la República de Nueva Granada pasó a llamarse Confederación Granadina. Se iniciaba así una nueva etapa, de carácter federalista.



LA CONFEDERACIÓN GRANADINA (1858-1863)


Según la Constitución de 1858, la Confederación Granadina estaba integrada por ocho estados federales: Panamá, Antioquia, Santander, Cauca, Cundinamarca, Boyacá, Bolívar y Magdalena.


Mariano Ospina Rodríguez, que en 1848 había fundado el Partido Conservador, era el presidente de la República de Nueva Granada cuando se promulgó la Constitución de 1858. 


En 1861, durante su mandato, estalló una guerra civil entre los liberales que querían que los estados de la Confederación tuvieran mayor soberanía y los conservadores que defendían la idea de un gobierno central muy fuerte. 


Dos años después, en 1863, la guerra finalizó con la victoria de los liberales, ello supuso el triunfo de las ideas que defendían: el país adoptó una nueva Constitución que establecía la unión de los estados soberanos en los Estados Unidos de Colombia.

 

4.3-      Los Estados Unidos De Colombia.

( 1863 – 1886 )

 

En la Constitución Federal Liberal de l857, los  departamentos se convirtieron en Estados Federales Soberanos, por consiguiente y  mediante Decreto Ley del 13 de Mayo de l857, los Cantones de Chiquinquirá y Moniquirá que antes pertenecían a la Provincia de Vélez, hicieron parte del nuevo Estado Soberano de Santander, al unísono Santa Ana por ser distrito Parroquial del  Cantón de Vélez, pasó automáticamente a conformar el Estado de Santander.

 

El nombre de Estados Unidos de Colombia adoptado en l863, fue cambiado en l886 por el de República de Colombia, nombre  actual de nuestro país, volviendo los Estados Federados a convertirse en Departamentos y los  cantones en Provincias.

 

El primer presidente de esta nueva Colombia fue el liberal Tomás Cipriano Mosquera, vencedor en la guerra civil.

Tras el inicial dominio de los liberales, a partir de 1880 el mando político lo ejercieron los conservadores. El primer presidente conservador fue Rafael Núñez, el cual desempeñó el cargo desde 1880 hasta 1882, y entre 1884 y 1888.

En 1885, durante su segundo mandato, se reprimió una rebelión de los liberales. También bajo el gobierno de Núñez, en 1886, se proclamó una nueva Constitución, de carácter centralista, que estableció el nombre actual del país: República de Colombia.

 

4.4.-  Departamento de Boyacá.

 

Después de proclamada la Constitución de l886, los  departamentos a capa y espada han mantenido esa  denominación y la importancia dentro del contexto político - administrativo  de la nación.

 

Boyacá  actualmente  consta de 12 provincias, entre las cuales se  encuentra la Provincia de Ricaurte, compuesta por los municipios de Moniquirá, Gachantivá, Arcabuco, Sáchica, San José de Pare, Santa Sofía, Toguí , Villa  de  Leyva, Chitaraque y  nuestro  Santa Ana.

 

El nombre de la Provincia fue otorgado en memoria del Capitán Antonio Ricaurte, nacido en la Villa de Leyva, quien ofrendó su vida, valerosamente en la cruenta Batalla  de San Mateo.

 

Actualmente es erróneo determinar la región como provincia de Ricaurte, pues las formas legales y actuales de agrupaciones    municipales, son:  Circuitos Judiciales o Notariales, Distritos de  Obras Publicas o de Educación y Asociaciones de Municipios; pero el arraigo ancestral de los moradores del sector, ha   mantenido la denominación de Provincia como figura de unidad y confraternidad regional.

DOMINIO CONSERVADOR : En efecto, la Constitución de 1886 estableció que el país, que entonces se llamaba Estados Unidos de Colombia, pasara a denominarse República de Colombia. A diferencia de anteriores constituciones, esta era de carácter centralista.

Entre 1899 y 1903, Colombia vivió un grave enfrentamiento civil: la guerra de los Mil Días (o guerra de los Tres Años). En ella se lucharon, de nuevo, conservadores contra liberales. Tras la derrota liberal, los conservadores (miembros del Partido Social Conservador) permanecieron en el poder desde 1904 hasta 1930. Por eso, esta etapa recibe el nombre de República Conservadora.

El Partido Liberal no regresó al gobierno hasta 1930, cuando Enrique Olaya Herrera, apoyado por liberales y por muchos conservadores, ganó las elecciones de aquel año.

Pero retrocedamos de nuevo a 1903. Ese año ocurrió un hecho fundamental en la historia contemporánea colombiana: la independencia de Panamá. Panamá había pertenecido a Colombia desde su independencia de España.

Casi un siglo después, Estados Unidos firmó con el gobierno colombiano el Tratado Hay-Herrán, por el que Estados Unidos alquilaría a Colombia parte de Panamá para la construcción de un canal que comunicara los océanos Atlántico y Pacífico. En 1903, el Senado colombiano rechazó el tratado, y en Panamá estalló una rebelión, que fue apoyada por Estados Unidos. Durante ese mismo año, Panamá se convirtió en una república independiente.


GOBIERNOS LIBERALES : Después de la República Conservadora (1904-1930), tuvo lugar la denominada segunda República Liberal (1930-1953). No todos los gobiernos de ese periodo fueron liberales, pero sí la mayoría.

Posiblemente, uno de los nombres más destacados de esta época sea el del liberal Alfonso López Pumarejo, el cual presidió Colombia en dos etapas: 1934-1938 y 1942-1945. Durante el primero de esos dos mandatos, promovió una serie de importantes cambios y defendió la llamada Revolución en marcha. Esas reformas afectaron a diversos ámbitos de la vida del país: la propiedad de la tierra, los impuestos, la justicia y el trabajo.

En 1936, se reformó la Constitución para que la propiedad privada se sometiera, de alguna manera, a los intereses nacionales, y para establecer el derecho de huelga de los trabajadores. 
 
En 1941, durante la II Guerra Mundial (1939-1945), Colombia rompió relaciones diplomáticas con las fuerzas del Eje Roma-Berlín-Tokio. En 1943, declaró la guerra a Alemania, y dos años después, tras la victoria de los aliados, Colombia fue uno de los miembros fundadores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Poco después, el enfrentamiento entre liberales y conservadores se radicalizó de nuevo. El asesinato del liberal Jorge Eliecer Gaitán, en abril de 1948, desencadenó un levantamiento contra el gobierno conservador de Mariano Ospina Pérez.

Aquella revuelta popular se conoce como el Bogotazo, y en ella murieron aproximadamente 1.500 personas. Cuando finalizó, se acordó incluir el mismo número de liberales que de conservadores en el gobierno. Pero la violencia no acabó. Los liberales abandonaron el gobierno y retiraron a su candidato en las elecciones.

Por aquellos años nacieron varios grupos guerrilleros, entre los que destacaba el llamado Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los liberales y los conservadores moderados se opusieron al proyecto constitucional que pretendía crear una dictadura en Colombia.

En junio de 1953, una junta militar derrocó al gobierno conservador de Laureano Gómez, con el apoyo de los liberales y de los conservadores moderados. El general Gustavo Rojas Pinilla se convirtió en presidente provisional, pero ejerció una dictadura.


EL FRENTE NACIONAL : En 1957, conservadores y liberales firmaron en España el llamado Pacto de Sitges o Pacto Nacional. Acordaron un sistema político por el que se turnarían en el gobierno. La primera consecuencia fue el derrocamiento de Rojas Pinilla. Se creó así el Frente Nacional, que comenzó la alternancia en el poder con el retorno a la presidencia, en 1958, del liberal Alberto Lleras Camargo, el cual fue sustituido, en 1962, por el conservador Guillermo León Valencia.

El pacto entre liberales y conservadores llegó a su fin en 1974. El desempleo, así como el descontento de los trabajadores y de los estudiantes crecieron.

La violencia, vinculada a la actividad guerrillera, a la de los paramilitares que luchaban contra las guerrillas sin autorización del gobierno y al narcotráfico, pasó a ser habitual en la vida del país. Mientras, la sociedad colombiana afrontaba un enorme esfuerzo para lograr la paz, la estabilidad y la modernización económica y política.



EPOCA CONTEMPORANEA : El liberal César Gaviria fue elegido presidente en 1990. Su gobierno promovió una nueva Constitución, aprobada en 1991. Entre otras reformas, estableció la descentralización: Colombia se dividió en 32 departamentos y un distrito capital.

Los siguientes presidentes de Colombia han sido Ernesto Samper (1994-1998), Andrés Pastrana (1998-2002) y Álvaro Uribe, el cual ganó las elecciones presidenciales del 2002 y mediante una reforma constitucional fue reelegido para un nuevo periodo 2006-2010 . Los principales esfuerzos de estos gobiernos han estado dirigidos a acabar con el problema de la violencia en el país



 

 
  ESTAMOS.... 34253 visitantes....¡Aqui viendo esta página!
SOL STEREO SANTANA
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

EMISORA SOL STEREO SANTANA

Santana - Boyacá - Colombia
Celular 310 881 52 93
solsantana4@hotmail.com
solsantana2@gmail.com