SOL STEREO SANTANA 96.6 FM
  BIODIVERSIDAD
 
 
 
ACTUALIDAD | NOTAS LOCALES | EVENTOS | SOL STEREO | UBICANOS | LIBRO SANTANA | PROGRAMACION | FORO | ENCUESTA | CONTACTOS | VISITANTES



CAPITULO XI

 

  

11.-     EL PAISAJE DEL SIGLO XX.

           

 

Los exuberantes y abruptos paisajes que encontraron los conquistadores y posteriormente las huestes colonizadoras en nuestro territorio, no se volverán a ver y muchos menos en nuestro tiempo. 

 

Ahora la tierra es más oscura, menos sombríos los caminos, más largas las noches, más agudos los gritos, más hondas las cañadas, más contaminadas las aguas y el aire, más desérticas nuestras montañas por el paso inexorable del tiempo y por la acción arrasadora del hombre Santanero, el cual ha venido y seguirá en los próximos años deforestando el entorno vegetativo; ya los montes y bosquesillos suptrópicales que aún quedan han comenzado a sufrir los rigores y embates de la mano del Santanero.

 

Los cerros pelados del siglo XXI con sus casitas blancas y sus vacas de pesebre, no serán fuente de humedad, ni serán ese colchón de musgo o la esponja fresca de agua cristalina la cual se diluye en los diferentes riachuelos y aljibes que hoy tributan sus cauces a los ríos Suárez y Lenguaruco.

 

La luz y el aire futuros serán distintos, otra será la atmósfera que envuelva los rostros de los hombres y mujeres y extienda sus alas al paisaje; los caminos solariegos y alegres como los del Rodeo, San Pedro o la Palma ya no serán circundados por frondosos árboles, sino por el manto degradante de la erosión de la tierra cansina y estéril.

 

Hace algunos años atràs, el hombre Santanero vivía trepando empinadas cuestas, como los caminos a las veredas de San Pedro y San Isidro, acortando camino por los abruptos atajos, midiendo el paso para sentar la planta del pie en la piedra más dura y más plana, otrora, la mirada se perdía sobre el horizonte divertiéndose con las singulares figuras que formaban las densas columnas de polvo que se levantaban tras la recua de mulas que transportaban los zurrones de miel o los bultos de panela recién elaborada, eran sin lugar a dudas otros tiempos que quedaron atrás.

 

El hombre Santanero por aquella época era más ágil, sagaz y fuerte; vivía en una constante gimnasia, tenía las piernas duras y protuberantes, secas y fuertes producto de su constante peregrinar en procura del sustento familiar a la saga de las caravanas de mulas que transportaban panela, miel o palma.

 

Hoy en los inicios del siglo XXI, una minoría de los moradores del municipio corresponde a la anterior semblanza, los demás vivimos del auge comercial, de las oportunidades que la educación nos ha brindado; otros viven como simples parásitos abyectos al presupuesto municipal o a las dádivas que otorga el estado o de la corbata de turno; las juventudes menosprecian el terruño ancestral y poco a poco han ido destruyendo el entorno mágico de la naturaleza Santanera, a estas alturas es preocupante el futuro de las próximas generaciones de Santaneros.

 

 

11.1.-    LA FLORA SANTANERA.

 

Aún a pesar del acelerado deterioro del entorno forestal del municipio podemos apreciar en algunos muy pocos sectores de nuestra geografía muestras de la riqueza y la bio - diversidad de la flora y fauna de nuestro municipio.

 

Según Vergara y Velasco.. " la zona de la Hoya del Río Suárez , presenta una variada composición de flora y fauna que hacen del paisaje de esta tierra templada, un excelso lugar para el descanso y la prosperidad agropecuaria.." . 

 

La flora y la fauna de Santa Ana no forman un grupo homogéneo y ajustado a las características del bosque sobtrópical andino, pues comprende una variedad de formas y biotipos generados por su altitud con respecto al mar y por sus moderadas condiciones climáticas.

 

Por lo anterior podemos determinar algunos bloques de vegetación que presentan diversos tipos de flora y fauna, pero que debido a su estrecho y cambiante margen geográfico pueden inter-ralacionarse recíprocamente.

 

Hago la acotaciòn de que esta vegetación, si bien hace parte del entorno natural del medio geogràfico, esta en proceso de extinsiòn debido al acelerado avance del monocultivo de la caña panelera y sus pràcticas culturales.

 

Hasta los 1000 msnm., podemos encontrar árboles o arbustos como el Chaparro o Peralejo, el Bejuco Tome, el Bejuco Guayacán y el Amargoso; también se presentan el Cardosanto y los Chaparrales en las zonas húmedas, al igual que frondosas Ceibas; a esta altura crece silvestre el Guácimo y el Tamarindo. Son tierras aptas para el cultivo de Tabaco y cacao, pero hoy sólo se cultiva caña panelera en forma extensiva.

 

Con relación al bosque crecen robustos árboles de Caracolí, Marañón, Palo de María, Vainilla, Ipecacuana, Achiote, Manzanillo, Cedrón y el hermoso Arbol de Leche

En algunos sectores crecen arbustos como la Escoba Babosa, la estancadera de propiedades refrescantes y medicinales, al igual que algunos cactus y melocactus que dan con sus singulares formas un aspecto extravagante al paisaje; También encontramos algunas palmeras como la Real, la de Mil Pesos, el Chontaduro, El Cachipay y el Corozo que elevan sus graciosos y elegantes capiteles sobre esta zona.

 

De los 1000 a los 1800 msnm., se desarrolla una vegetación exuberante y propia del clima sub-trópical andino que cobija en gran proporción la topografía de Santa Ana; así podemos encontrar en primer término la Guadúa lujo de la vegetación americana; el Aguacate, el Guayabo que en nuestra zona se le considera el árbol de mayor rentabilidad económica por cuanto sus frutos son la materia prima para la elaboración de los exquisitos bocadillos, manjar exquisito de la cocina colombiana; también registramos las Ingas o Guamas, multitud de Mimosas, al igual que los Cámbulos, los Ojos de Venado y las Ollas de Mono.

 

Clima benigno para el cultivo del café fuente de importantes divisas para la economía Santanera, como también lo son el plátano, la yuca y como otrora fuera el algodón el cual hasta mediados de los años 60s, cultivo que dominaba una gran extensión de la tierra cultivada sobre las márgenes de los ríos Suárez y Lenguaruco, lugar que ahora ocupa la caña panelera

Las palmeras  comienzan a escasear hacia los 1400 msnm., su principal exponente la palmera de Mararay de gracioso porte y cuyos frutos hacían parte de la tradición folclórica del municipio en la época del San Pedro, festividad que era matizada por los singulares juegos con base en esa pepa dura y negruzca, entre los que se encontraban el Corruncho, la casita, la coconuba o los pares y nones, hoy actividad olvidada por nuestros coterráneos, pero imborrables de la memoria colectiva de los que vivimos tan intensamente esas épocas.

 

El Balso y la Punta de Lanza son plantas generales a esta altura, al igual que los Helechos arborescentes y el Guamo de singular belleza y formas. En los terrenos cubiertos y rastrojos los Convólvulos lucen por donde quieren sus numerosas flores de brillantes y alegres colores, mientras las Gesneridas más modestas esconden en los esporádicos bosquecillos sus corolas de matices y formas extravagantes.

 

De los 1800 a los 2400 msnm., la flora es de transición y en ella se tocan la de la región templada y la fría, cuya característica predominante más que por las especies propias, se evidencia por la ausencia de aquellas especies que viven fuera de estos límites, siendo las Melastonáceas como la Flor de Mayo y el Siete Cueros que por sus hermosas flores son los más vistosos y las que dominan el entorno; también crecen las Pasifloras arborescentes y algunas clases de Pinos silvestres, como el Común y el Ayuelo; igualmente las Oenotheras, algunas Oxílis, Fuchsias, Calceolarias y Cléomas del grupo de las Gynandropsis las cuales se mezclan y confunden con otras plantas de variados matices creando así un ambiente grato y de sublime belleza.

 

Algunas especies de árboles se presentan en esta zona, como el Roble que crece en los suelos arcillosos, el Candelero y el Duraznillo, los Alisos de torcidas y nudosas ramas, el recio Guayacán, el Saluro y el Mortiño que entrecruzan sus flexibles ramas; las Astromelias, el Vulgo Capuchinas, el Bejuco Clavellino, el Chusque, el Borrachero, el Arbol Loco, la Uvilla tienen su espacio asegurado a esta altitud; al igual que todas las variedades de Cítricos y árboles maderables y ornamentales.

 

El Maíz, la planta más importante de la flora americana se cultiva en todos las zonas hasta los 2000 msnm, con la única diferencia, al igual que otros cultivos del tiempo en que se efectúa la cosecha.

 

Algunas de las anteriores especies entre los 800 y los 2400 msnm., están en vía de extinción debido a la mano depredadora del hombre Santanero, el cual ha depradado casi en su totalidad el medio ecológico, con el fin de expandir su frontera agrícola, con base en el monocultivo de la caña panelera, hoy principal cultivo de la región, menoscabando con ello las fuentes de agua y acelerando la infausta destrucción del ecosistema connatural del municipio.

 

 

 

11.2.-  LA FAUNA :

 LOS ANIMALES Y SU MEDIO AMBIENTE.

 

Aún que sujetos a la acción del clima, los animales dependen menos de su influencia en las áreas que ocupan por cuanto a mayor extensión y linderos menor la precisión en la catalogación ecológica.

 

Sin embargo, como aquella influencia nunca desaparece del todo, podemos determinar que la fauna municipal se encuentra dentro del contexto de " Fauna andina del sub-trópico "

 

La mayor producción de animales está ubicado dentro del tipo cuadrumano y algunos carniceros que los hay nocturnos y diurnos, medianos y pequeños, torpes o muy ágiles; otrora cuando los furtivos carniceros del medio no polulaban como ahora, podiamos encontrar a la Marimonda, el Capuchino, el Tigrillo o Gato Montés, el Gato Tigre, el Ulamá famoso depredador nocturno que habita los sectores cálidos del municipio como La Palma o el Guate; también encontramos algunos Ursidos pequeños, los Zorros Colorados, Negros o Grises y la Comadreja hoy perseguidos con saña, por cuanto han resistido y sobreviven a los inmisericordes embates de los cazadores.

 

Encontramos también una gran cantidad de Murciélagos frugívoros unos e insectívoros otros, de los cuales una minoría chupan la sangre del ganado vacuno y caballar, de igual forma es posible localizar el Runcho o Chucha y algunos especímenes de roedores como la Rata de Monte, el Armadillo, El Cachicamo o Tinajo en vía de extinción y algunas pocas asustadizas Ardillas y Conejos que son perseguidos incesantemente.

 

Entre las aves sobresalen el rey de los gallinazos La Guala, los Urubos ó Samuros ó Chulos ó Galembos que prestan un servicio de gran valía en la conservación del ecosistema gracias a su acción carroñera, aún cuando son hostigados por algunos irresponsables depredadores del medio.  

 

Junto a los anteriores encontramos algunos falcónidos como el Aguilucho, el Gavilán y el Cernícalo; de noche observamos a la Lechuza y los Mochuelos todos ellos raros especímenes en nuestra depradada tierra.

 

Entre las aves canoras observamos el Arrendajo, la Mirla, el Toche, la Dorotea, el Cucarachero rival del ruiseñor andino; por su plumaje tenemos al Azulejo, el Cardenal, el Petirrojo, la Sainita, el Colibrí, la Viudita, el Turpial y algunos gorriones y copetones.

 

Otras especies como el Garrapatero, el Maicero, el Chamón y el Firiguelo o Samurito también tienen su espacio y polulan en nuestros campos.  Entre las gallináceas tenemos la Pava Gallina, las Guacharacas, los Pavos o Piscos y las tradicionales Gallinas de Campo; algunas Torcazas, Tórtolas, Perdices, Collarejas y en gran cantidad las Abuelitas o Carmelitas.

 

Aún que raro y esporádico, hacia el sector del Suárez y el Lenguaruco es posible ver Tortugas de Carey y Morrocoyes; algunos lagartos como la Babilla y la Iguana, el Lagarto Azul Común ó Dragón, el Camaleón; también algunos Basiliscos y una gran variedad de Lagartijas y Salamanquesas de variados y vistosos colores.

 

Nuestra fauna registra una gran variedad de ofidios, como : el Guió, el Bulo o Boa de Tierra, las Cazadoras que son grandes destructoras de alimañas en nuestro territorio; las Sabaneras que no son venenosas pero presentan varios tamaños y colores; y las venenosas, entre ellas la Cascabel, la Coral, la Lomo de Machete, la Culebra Verde, la Sapa y la Cuatro Narices. 

 

Los anuros o batracios como el Sapo y las Ranas Charqueras en variadísimos tamaños y colores hacen parte de esta singular fauna. Entre los insectos, merced al clima y la disposicion del relieve, presenta una variedad sorprendente. 

 

Los Coleópteros muestran diversos animalitos luminosos como los Cocuyos, las Luciérnagas y Cucarrones de la más variada forma, tamaño y color, como el Azul, el Escarlata, el Grande Negro, el Fosador; varios de ellos con cuernos como el Júpiter, Hércules o el Destructor o Maicero y el Verde Dorado; este genero presenta también algunas Cucarachas y Vaquitas de San Antonio.

 

Los Ortópteros comprenden una gran variedad de Grillos, Cucarachas, Saltamontes y las Chiripas de olor nauseabundo.   Los Neurópteros como el Caballito del Diablo o Mata Piojos, el Caballo de Palo o Rezandera o Mata Caballos, el Comején u Hormiga Blanca animalito de acción depredadora.  

 

Los Hymenópteros guardan diversas Avispas, Abejas, Abejones o Abejorros; las distintas clases de Hormigas como la Arriera, las Jiches, la Melódica, la depredaora hormiga loca y las sabrosas Culonas.   Los Hemípteros están representados por los Chinches de dos clases, verdaderos demonios nocturnos, las Cigarras, los Cenifes, las Cochinillas y la Fulgosa, insecto más hermoso que los Cocuyos Jaspeados y que son de color verde oliva.

 

Los ópteros nos regalan diversos animalitos como las Pulgas, Niguas, Garrapatas y una extraordinaria delegación de Piojos.   Los Dípteros o Infernales agrupan a los Tábanos que atormentan al ganado vacuno, los molestos Zancudos, las Moscas y Mosquitos en infinidad de tamaños y colores.  

Los Lepidópteros diurnos y nocturnos agrupan variedad de Chapolas, Polillas, Brujas y las más hermosas mariposas del sector.

 

Los Arácnidos también aportan su grano de arena a la fauna Santanera, pues presentan gran variedad de Alacranes y Arañas, como la Polla, la Grande y la Brava que son ponzoñosas y algunas otras inofensivas.   Una extraordinaria variedad de gusanos de vistosos colores y tamaños que están en el grupo de los Anélidos, al igual que las Lombrices de Tierra y alguna que otra especie de Sanguijuela conforman este grupo

 

Resumiendo lo anotado, hemos comprobado que nuestra Fauna y Flora poseen una enorme riqueza a pesar del azote del tiempo y de la inclemente mano de los cazadores y su acción continúa, amen de las quemas que realizan los agricultores para adecuar el terreno para el cultivo de la caña panelera, acciones que están acelerando de forma vertiginosa la deforestación y la extinción de estos preciados recursos que la Madre natura nos ha regalado y que nos brindan la belleza del entorno Santanero

 

 
  ESTAMOS.... 33346 visitantes....¡Aqui viendo esta página!
SOL STEREO SANTANA
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=

EMISORA SOL STEREO SANTANA

Santana - Boyacá - Colombia
Celular 310 881 52 93
solsantana4@hotmail.com
solsantana2@gmail.com